•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El presidente Rafael Correa proclamó el fin del neoliberalismo en Ecuador y dijo que gracias a sus reformas socialistas el país está sorteando la crisis mundial, al presentar el informe por su segundo año de gestión bajo el acoso de las primeras protestas sociales.

"Hemos puesto fin a la larga y triste noche neoliberal", afirmó Correa en su discurso de tres horas en la sede del Legislativo, en el que alabó como principal logro del gobierno la Constitución aprobada en referendo en setiembre de 2008.

El mandatario aseguró que las reformas constitucionales le permitieron al país "superar por fin el paradigma del neoliberalismo", modelo que según él "generó pobreza, desigualdad y muerte y condujo a Ecuador a una severa crisis institucional".

Desde su llegada al poder, el líder izquierdista convirtió al libre mercado en su caballo de batalla proponiendo en su lugar un socialismo en el que el Estado retoma el papel regulador y planificador de la economía.

Correa completó su segundo año en el poder favorecido por las encuestas -que le otorgan un 70% de respaldo- y con una campaña en marcha para obtener su reelección por cuatro años en los comicios generales del 26 de abril.

Nueva constitución fortalece al Estado
El presidente destacó el fortalecimiento del Estado en la nueva carta política y señaló que los cambios previstos "distancia a su país de los nefastos paradigmas que hoy fracasan a nivel planetario".

Asimismo, "nos protege de la dominación del capital financiero especulativo, nos libra del modelo injusto, concentrador de la riqueza que socializa las pérdidas y privatiza las ganancias", indicó.

Durante su intervención en el Legislativo, Correa también destacó la moratoria selectiva que declaró para una parte de la deuda externa por considerarla ilegítima.

La medida unilateral afecta los pagos de los bonos Global con vencimiento en 2012 por 510 millones de dólares y 2 mil 700 millones, que representan un tercio del total del pasivo, 9 mil 985 millones.

El mandatario señaló que seguirá privilegiando la inversión social por encima del pago a los acreedores, y anunció una renegociación con éstos para recomprar los bonos a un costo menor que el nominal.

Primeros brotes populares
No obstante en respaldo popular, el gobernante enfrenta las primeras protestas sindicales e indígenas por los bajos salarios y la aprobación de una ley que autoriza la minería industrial bajo regulaciones ambientales.

El movimiento aborigen anunció una movilización para el 20 de enero en repudio a la ley aduciendo potenciales daños ambientales en sus territorios.

Este  jueves las principales centrales obreras marcharon de manera pacífica por Quito hacia la sede del Ejecutivo para exigir un ajuste en la remuneración básica y defender sus contratos colectivos, cuestionados por Correa por un supuesto exceso de privilegios, dijo Eduardo Valdez, dirigente de la protesta.

Similares movilizaciones también se llevaron a cabo en las ciudades de Cuenca, Guayaquil y la provincia costera de Manabí.

Correa ofrece ayudar en liberación de rehenes a Colombia
Ya en el campo diplomático, Correa ofreció su colaboración en la liberación de rehenes en Colombia, planteó una condena internacional contra Israel por el enfrentamiento con los palestinos en Gaza y respaldó nuevamente la creación de una Organización de Estados Latinoamericanos por fuera de la OEA.

También agradeció el respeto estadounidense a su decisión de terminar este año el convenio por el cual tropas norteamericanas ocupan una base militar en el puerto de Manta , suroeste, desde donde realizan operaciones antidrogas en la última década.