•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El director político de Hamas, Khaled Meshaal, ha rechazado las condiciones israelíes para un cese de fuego en Gaza y exigió la apertura inmediata de las fronteras del acosado territorio, mientras reclamaba a las naciones árabes que lo respalden cortando todos sus vínculos con Israel.

Meshaal habló en una reunión cumbre de líderes árabes en la capital katarí en la que quedó patente cómo la ofensiva israelí en Gaza ha profundizado las divisiones en el Oriente Medio entre los gobiernos proestadounidenses y sus rivales, particularmente Siria e Irán, aliados de Hamas.

Egipto y Arabia Saudí boicotearon la reunión temiendo que se convirtiese en una plataforma de Hamas para promover una posición intransigente que socave los intentos egipcios por mediar un cese de fuego entre el movimiento miliciano palestino e Israel.

En El Cairo, un alto enviado israelí, Amos Guilad, sostuvo conversaciones con funcionarios egipcios por segundo día consecutivo sobre una propuesta egipcia de cese de fuego. Un funcionario egipcio, que habló con la condición del anonimato debido a lo delicado de las conversaciones, dijo que "hay signos alentadores de un progreso" en las negociaciones sobre el cese de fuego.

El presidente iraní, Majmud Ahmadineyad, se presentó sorpresivamente en la reunión de Doha, afianzando la imagen de que la cumbre era una muestra de respaldo a Hamas. En su discurso, el presidente sirio Bashar Assad secundó el llamamiento de Meshaal de que todos los países árabes que tienen vínculos con Israel los corten. Meshaal buscó el respaldo árabe e insistió en que Hamas no puede detener su lucha hasta que se abran los cruces fronterizos de la Franja de Gaza.

Esa posición socava una propuesta de cese de fuego que Egipto plantea como intermediario. Según la propuesta egipcia, la lucha cesaría completamente durante diez días, pero las fuerzas israelíes permanecerían en su lugar en Gaza y las fronteras seguirían cerradas hasta que se hagan arreglos en los cruces fronterizos para asegurar que Hamas no introduzca armas de contrabando.

Israel tampoco se detiene
Israel exige que Hamas cese sus ataques con cohetes como también garantías con respaldo internacional de que Hamas no se rearmará introduciendo armas de contrabando en la franja que controla desde el 2007. "No aceptaremos las condiciones israelíes de un cese de fuego", dijo Meshaal a la cumbre. Agregó que Hamas exige "el fin de la agresión", el retiro de los israelíes y la apertura inmediata de los cruces fronterizos.

Insistió en que Israel es el culpable de la carnicería en Gaza, en la que han muerto más de 1.000 palestinos, según funcionarios médicos en Gaza. Israel dice que lanzó la invasión debido a los constantes disparos de cohetes contra ciudades del sur del país.

Meshaal dijo que Hamas se negó a renovar una tregua de seis meses con Israel que expiró en diciembre debido a que el período de relativa calma no había puesto fin al devastador bloqueo de Gaza que Israel —y Egipto— ha impuesto sobre Gaza desde que Hamas se adueñó del poder. Israel dice que el bloqueo es necesario para impedir la entrada de armas, pero también ha causado meses de escasez y padecimiento en Gaza.

"¿Hicimos mal al rechazar una tregua que dejara el bloqueo en pie?", preguntó Meshaal. "¿Acaso el pueblo de Gaza no merece vivir en libertad? Quiere vivir libre, sin bloqueo ni ocupación, al igual que todo el pueblo palestino".

"Por favor escuchen la voz de la resistencia", les dijo. "No crean que Hamas desea una guerra abierta. Estamos defendiendo a nuestro pueblo".

Meshaal pidió a las naciones árabes que boicoteen a Israel y corten todos sus vínculos con el estado judío. Egipto y Jordania, que no asistieron, son los únicos países árabes que mantienen relaciones diplomáticas con Israel. Pero varios estados del Golfo Pérsico —incluyendo Qatar— mantienen relaciones económicas de menor nivel con Israel.