•  |
  •  |
  • AP

El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, ha anunciado que dará las "llaves de la ciudad" al piloto, Chesley B. "Sully" Sullenberger III, ante su heróica acción de salvar a los 155 pasajeros a bordo del avión que se hundió ayer en el río Hudson.

Después de sacar del agua con una grúa y una barcaza la aeronave de la empresa US Airways, las autoridades federales tratan de recuperar la caja negra del avión y de entrevistar a los tripulantes acerca del accidente, causado al parecer cuando una bandada de gansos salvajes se estrelló contra dos motores del avión. El Airbus A320, construido en 1999, está ahora amarrado a un muelle en el extremo del Lower Manhattan, al sur de la isla, donde se encuentra la ciudad de Nueva York.

Los hombres en la cabina, el piloto Sullenberger y el copiloto Jeff Skiles se han convertido en héroes instantáneos. Muchos medios de prensa hablan de un "milagro" en el río Hudson, pues si el avión hubiera caído en Nueva York o en Nueva Jersey, el saldo de víctimas hubiera sido muy alto.

Bloomberg dijo que aquellos que ayudaron a salvar a las 155 personas a bordo del avión mostraron "un espíritu indomable". El alcalde entregó diplomas a civiles y rescatistas uniformados, y dijo, "Los neoyorquinos no perdieron tiempo alguno para ayudar. Sin importar lo mal que anden las cosas, los neoyorquinos pueden afrontar cualquier cosa siempre que la hagan de manera conjunta", reiteró.

Por su parte, Doug Parker, director general de US Airways, confirmó que la tripulación de la aeronave "Está sana y salva". Fue un accidente de aviación con una enorme platea de testigos presenciales. El área donde cayó la aeronave ayer a las 15.30 es una zona donde el río Hudson se estrecha más, al pasar entre las costas de Nueva York y Nueva Jersey. Menos de un kilómetro de ancho separa ambas orillas.

Espectadores presenciaron el descenso
Pasajeros de autobuses, conductores de automóviles, y transeúntes que recorrían Boulevard East, una avenida de Nueva Jersey a orillas del Hudson, así como la Avenida 12 en Manhattan, fueron espectadores de primera fila del lento descenso de la aeronave en el río. Y muchos pasajeros del transbordador que cruza el Hudson entre Nueva York y Nueva Jersey, a la altura de la calle 39 de Manhattan, y de la calle 48 en Nueva Jersey, presenciaron además el rescate.

Esta mañana, muchos pasajeros de los transbordadores saludaban a los tripulantes con un "Well done, guys" (bien hecho, muchachos), pues muchos de ellos fueron héroes anónimos en el rescate de las personas a bordo del Airbus 320.

Antecedentes
Laura Brown, portavoz de la Administración Federal de Aviación, dijo que el vuelo 1549 acababa de despegar del aeropuerto de La Guardia en ruta a Charlotte, Carolina del Norte, cuando se produjo el hundimiento. El avión, un Airbus 320, despegó a las 3:26 de la tarde y cayó menos de tres minutos después, señaló Brown.