•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La policía vasca desactivó dos bombas trampa que ETA había colocado cerca de un repetidor de televisión, donde en la madrugada de hoy estalló un artefacto en una zona aislada del municipio de Hernani, País Vasco, anunció la policía.

La explosión, en la que no se registraron heridos, se produjo en la zona de Santa Bárbara del municipio de Hernani, afirmó el portavoz de la policía vasca, tras lo que constituye el primer atentado del año de la organización separatista armada.

Por la mañana, la policía descubrió en el camino que lleva al repetidor varios mensajes de "atención bomba de ETA" escritos en euskera, informó la policía.

Era una trampa
La misma fuente señaló que con la luz del día fueron descubiertas dos mochilas con explosivos colocadas cerca del camino de acceso al repetidor conectadas a un cable que cruzaba el sendero.

"El sistema de activación habría hecho explotar la bomba si alguno de los agentes hubiera tropezado con el cable, según la policía vasca.

El atentado contra el repetidor estuvo precedido de un aviso telefónico, tal como es frecuente en el procedimiento de la organización separatista armada vasca, que suele avisar de la inminencia de una explosión si existen riesgos de causar víctimas civiles.

Sin embargo, en este caso, el aviso parecía ser un cebo para atraer a los agentes a la zona con el fin de que fueran víctimas de las otras bombas, de las que no hubo aviso.

Una de las mochilas estaba cargada con 10 kilos de explosivo y 2 kilos de metralla, mientras que la otra tenía unos 4 kilos de explosivos.

Este es el primer atentado de ETA en 2009, después que el 31 de diciembre, una potente bomba destruyó parte de la sede de la televisión vasca EiTB en Bilbao, tras una llamada en nombre de la organización armada que avisó de que se iba a producir una explosión, lo que permitió evacuar el edificio.