•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Tras cuatro años como la principal diplomática del gobierno del presidente George W. Bush, la secretaria de Estado
Condoleezza Rice dijo adiós a una congregación de empleados del departamento.

Rice fue saludada con un estruendoso aplauso al aparecer en el vestíbulo del edificio  para agradecer al personal con una oratoria optimista que recordó el discurso de juramentación de Bush en el 2005, en el que éste prometió luchar por la libertad en cada país con el objetivo final de "acabar con la tiranía en nuestro mundo".

Rice afirmó que su propia historia, la primera mujer negra en ser secretaria de Estado,  mostró cuánto ha avanzado Estados Unidos en hacer de su diversidad étnica, religiosa y racial un catalizador de progreso social."Y es por ello que yo sé que un día va a haber un mundo en el que cada hombre, mujer y niño será libre de la tiranía", señaló.

Luego de sus declaraciones, Rice se mezcló con la concurrencia, posó para fotos y estrechó manos con lágrimas en los ojos.

Después de la juramentación del presidente electo Barack Obama el martes, Hillary Rodham Clinton deberá ser confirmada en el Senado en pleno para ser la tercera mujer secretaria de Estado en la historia del país.