Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Un presunto grupo paramilitar habría surgido en el estado de Chihuahua (norte de México), el más golpeado por la violencia ligada al crimen organizado, con la amenaza de que eliminará a un delincuente cada 24 horas, según un correo electrónico del mismo colectivo.

“Ciudadanos cansados del nivel de impunidad que existe en esta ciudad hemos fundado el Comando Ciudadano por Juárez (CCP), el cual intentará terminar (...) con los criminales que han provocado terror a los residentes de esta frontera”, señaló un correo electrónico enviado a periodistas de Ciudad Juárez la noche del jueves.

Ciudad Juárez, en Chihuahua y fronteriza con El Paso, Texas, es la localidad más violenta de México, con 1,653 ejecuciones en 2008, mientras que el estado en su conjunto sumó unos 2,400 asesinatos el pasado año.

Según este grupo, que hasta ahora no ha realizado acción alguna, tiene respaldo financiero de “empresarios afectados” por la violencia, y su misión es “terminar cada 24 horas con la vida de un criminal”.

“Si tienen identificados a criminales, pronto podrán mandar a una dirección electrónica para poder acabar con su vida”, añade el documento al que tuvo acceso la AFP.

El correo electrónico anunció que “en los próximos días, el CCJ difundirá el manifiesto para que las personas interesadas en participar para limpiar nuestra ciudad de estos criminales, se puedan unir al primer movimiento ciudadano para defender a Juárez”.

El lema de este grupo es: “Patria y justicia, por una nación para todos”, y asegura no estar ligado a partido político alguno.

En febrero pasado, otro presunto grupo paramilitar autonombrado Frente Ciudadano Contra la Corrupción y la Violencia, anunció su surgimiento en Chihuahua, y si bien nunca reivindicó acción alguna, poco después de que se dio a conocer empezaron a aparecer sin vida vendedores de droga al menudeo.

Ciudad Juárez es escenario de una lucha entre el cártel de Sinaloa, encabezado por el prófugo Joaquín “El Chapo” Guzmán, y el de Juárez, de los hermanos Carrillo Fuentes.

El número de ejecuciones en 2008 en todo México superó las 5,300, pese a un operativo de más de 36,000 hombres, en su mayoría militares, en distintas partes del país, incluida Ciudad Juárez.