•  |
  •  |
  • END

El diputado Norman Quijano, un odontólogo de 62 años, es en el ajedrez de la derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena, derecha) la pieza de ataque para desbancar a la izquierda de la emblemática alcaldía de San Salvador.

Este amante del deporte y en particular del voleibol --ha sido presidente de la federación de esta especialidad deportiva y en su juventud lo practicó--, confía en ser el nuevo edil capitalino, pese a que las encuestas no le favorecen.

Diputado desde 1994
Nacido en la ciudad de Santa Ana (66 km al oeste de San Salvador) el 2 de noviembre de 1946, Quijano se graduó como odontólogo en 1977 en la estatal Universidad de El Salvador.

En 2005, intentó por primera vez que su partido lo impulsara como candidato a la Alcaldía de San Salvador, pero fue otro compañero de Arena, Rodrigo Samayoa, quien se llevó la victoria, aunque en las elecciones municipales de 2006 perdió ante la ex guerrillera y también médica Violeta Menjívar, del izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

Menjívar busca la reelección con el FMLN, y tendrá en Quijano a su principal rival y crítico. Como diputado, no ha dejado escapar una ocasión para fustigar la labor del equipo gobernante de la comuna capitalina, sobre todo en lo que respecta al manejo y disposición final de las 500 toneladas diarias de desechos que producen los 316,000 habitantes de la capital, la mayor ciudad del país.

“Sé que tengo la experiencia necesaria para administrar la alcaldía de San Salvador. Soy un hombre de principios sólidos y lo que prometo lo cumplo. Sé tener palabra”, comentó Quijano a la AFP, al recordar que desde 1994 y hasta la actualidad, ha sido diputado de Arena.

Con estudios en Administración Municipal en el Instituto Centroamericano de Administración (Incae) de Costa Rica, Quijano dice ocupar su “escaso” tiempo libre para practicar deporte, leer un buen libro o escuchar música de Frank Sinatra.

Su primer puesto de trabajo en la esfera pública lo tuvo entre 1988 y 1994 como gerente de Acción Social en la alcaldía de San Salvador, comuna que ahora quiere gobernar, aunque para ello tendrá que desalojar al FMLN, que lleva administrando la municipalidad desde 1997.