Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Venezuela celebrará el 15 de febrero un referéndum sobre una enmienda constitucional que plantea la reelección ilimitada del presidente y todos los cargos de elección popular, y que según la oposición responde al deseo del mandatario Hugo Chávez de perpetuarse en el poder.

“Las garantías se van a cumplir (...) para que podamos estar seguros de que este proceso electoral será limpio, transparente, confiable, y sobre todo un cristalino reflejo de la expresión popular el 15 de febrero”, anunció la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena.

El CNE, órgano rector electoral, recibió ayer viernes el proyecto de enmienda aprobado por la Asamblea Nacional, y debe esperar un lapso de 30 días, como estipula la ley, para celebrar la consulta popular.

“Si el 23 de noviembre tuvimos una excelente jornada electoral, el 15 de febrero tendremos una excelente jornada electoral también”, aseguró Lucena, refiriéndose a la última vez que los venezolanos acudieron a las urnas, el pasado noviembre, para elegir a sus gobernadores y alcaldes.

De ser aprobada, esta modificación de cinco artículos de la Constitución de 1999 permitirá al presidente Hugo Chávez lanzarse como candidato para un nuevo periodo a partir de 2012, cuando expira su segundo y --en teoría-- último mandato.

Con el anuncio de la fecha del referéndum, Venezuela entra de nuevo en campaña. Los diputados ante la Asamblea Nacional (Parlamento), dominada por el partido en el poder, suspendieron sus sesiones y se desplegarán por todos los estados para explicar a los ciudadanos el proyecto de enmienda.

Chávez ya multiplicó sus actos públicos y sus referencias a este referéndum.

La oposición, que también ha organizado sus Comandos por el ‘No’, subraya que la cuestión de la reelección presidencial indefinida ya estaba incluida en la propuesta de reforma a la Constitución que fue rechazada en otro referéndum en diciembre de 2007.

Pese a que la enmienda afecta a todos los cargos de elección popular, para la oposición venezolana esta medida viola la Constitución, entierra el principio de la alternancia en el poder y obedece a los deseos de Chávez de perpetuarse en el poder.

Bajo el lema “No es No”, el movimiento opositor venezolano 2D consideró que la pregunta a la que los ciudadanos deberán responder ‘sí’ o ‘no’ es “engañosa” porque no incluye la palabra “reelección indefinida”, que es la que más recelo provoca entre los electores.

Concretamente, la pregunta a la que los venezolanos deberán responder el 15 de febrero es: “¿Aprueba usted la enmienda de los artículos 160, 162, 174, 192 y 230 de la Constitución de la República, tramitada por la Asamblea Nacional, que amplía los derechos políticos del pueblo, con el fin de permitir que cualquier ciudadano o ciudadana en ejercicio de un cargo de elección popular pueda ser sujeto de postulación como candidato o candidata para el mismo cargo por el tiempo establecido constitucionalmente, dependiendo su posible elección exclusivamente del voto popular?”.

Para los adeptos del presidente, será el pueblo quien decida en cada elección si quiere seguir siendo gobernado por los mismos dirigentes o si prefiere un cambio. Esta enmienda les da únicamente la posibilidad de no renunciar a líderes que realizan una buena gestión, como es el caso de Chávez.

Chávez aseguró que desea gobernar al menos “10 años más” para seguir desarrollando la revolución bolivariana que impulsa desde su llegada al poder en 1998.

Una encuesta de la consultora Datanálisis, realizada en diciembre, poco después del anuncio de la celebración del referéndum, señala que 52.8% de los venezolanos votaría en contra, y sólo 36.4% a favor.

Otra encuesta realizada por la firma IVAD, más reciente, apuntó que un 48.7% votaría ‘Sí’ a la enmienda y un 42.1% la rechazaría.