•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Rusia y Ucrania alcanzaron un acuerdo para poner fin a su guerra del gas en unas maratonianas negociaciones, mientras que Europa espera, una vez más, contar de nuevo con el gas ruso que le llega por territorio ucraniano.

"Como aseguró la parte ucraniana, el suministro de gas, se reanudará enteramente dentro de poco", anunció el primer ministro ruso, Vladimir Putin, tras largas conversaciones con su homóloga ucraniana Yulia Timoshenko en Moscú.

La compañías estatales rusa Gazprom y ucraniana Naftogas firmarán el lunes un acuerdo sobre las condiciones para el suministro de gas ruso a Ucrania y su tránsito hacia Europa, afirmó, por su parte, el servicio de prensa de la jefa del gobierno ucraniana.

"La señora Timoshenko garantizó que en cuanto se firmen los documentos, el tránsito hacia Europa se restablecerá", añadió el comunicado difundido en Kiev.

El encuentro de los dos primeros ministros se produjo después de una minicumbre en el Kremlin, en presencia de altos responsables de una decena de estados europeos y de la UE.

Los analistas, sin embargo, se preguntan cuándo y de qué modo entrará en vigor el acuerdo negociado por Putin y Timoshenko, aunque también hay interrogantes en torno a los aspectos financieros o el recibimiento que le dispensarán en Kiev, que vive en permanente inestabilidad política.

Para la Unión Europea, UE, el verdadero "test" será "si el gas fluye o no hacia los consumidores europeos".

"Recibimos positivamente el anuncio de un acuerdo político, pero también nos mantenemos bastante prudentes, porque ya hubo muchos acuerdos rotos y promesas no cumplidas", estimó la presidencia checa de la UE en un comunicado, recalcando que el nuevo contrato entre Rusia y Ucrania "aún no fue firmado".

Urge suministro de gas dice presidente ruso
Hay que "crear un mecanismo internacional eficaz y operativo de modo constante que impediría que tales situaciones se reproduzcan y que asegurará el tránsito", estimó Medvedev.

Rusia quiere que los suministros a través de Ucrania se reinicien "en los próximos días", repitió el mandatario ruso.

Las negociaciones moscovitas fueron consideradas como las de la "última oportunidad" por la Comisión Europea, exasperada por los múltiples giros en esta "guerra del gas".

El acuerdo prevé que Rusia venda en el futuro su gas a Ucrania "a un precio basado en la fórmula europea", pero con una rebaja del 20 por ciento para 2009 "con la condición de que los precios de tránsito se mantengan en los niveles fijados para 2008", explicó Putin.

"A partir del 1 de enero de 2010, Ucrania y Rusia pasarán a precios europeos para el gas y el tránsito", añadió.

"Será interesante ver cómo será", se limitó a comentar el portavoz de la compañía ucraniana de hidrocarburos Naftogaz, Valentin Zemlianski.

No se ha filtrado nada tampoco sobre el espinoso problema del "gas técnico" necesario para mantener la presión de los gasoductos ucranianos.

Europa dejó de recibir gas ruso proveniente del territorio ucraniano el 7 de enero.

Dependiendo de los países, una vez se reabran las compuertas, se necesitarán entre 24 y 72 horas de suministro ininterrumpido para recibir de nuevo gas ruso, que representa un cuarto del consumo de gas de la UE y que transita en su mayoría por territorio ucraniano.

Mientras Eslovaquia recuperó el suministro ruso gracias al gasoducto Yamal-Europa, que atraviesa Bielorrusia y Polonia.