elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |
  • AP

En su primer día en la Casa Blanca, Barack Obama entró a la Oficina Oval por primera vez como presidente y convocó a sus consejeros económicos y altos oficiales militares para sostener reuniones que buscan dar los primeros avances de los cambios que prometió durante la campaña.

La agenda del 44 presidente de Estados Unidos también incluyó un servicio religioso en la Catedral Nacional de Washington —una tradición que se remonta al primer presidente George Washington— y un desayuno con funcionarios en la mansión presidencial. Obama tomó el cargo con la promesa arreglar la economía y retirar las tropas estadounidenses de una impopular guerra en Irak mediante un calendario de 16 meses.

Estímulo económico es su prioridad
Las primeras reuniones de Obama como presidente en la Casa Blancas se entremezclaban con los esfuerzos avivados en el Congreso por confirmar otros funcionarios nominados por Obama y avanzar en la aplicación de las medidas de estímulo económico, que son una prioridad de su gobierno.

El nominado para ocupar la secretaría del Tesoro, Tim Geithner, fue convocado para una audiencia de confirmación ante la Comisión de Finanzas del Senado que ciertamente explorará una revelación hecha por él mismo, de que él había pagado tardíamente los impuestos personales que adeudaba de la década pasada.

Por separado, la senadora demócrata Hillary Rodham Clinton esperaba su confirmación como secretaria de Estado. Los republicanos se negaron a permitir su confirmación, cuando otros varios nominados del gabinete de Obama fueran aceptados.