elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |
  • AFP

Suiza anunció que está "dispuesta a estudiar" la posibilidad de acoger a "refugiados que fueran liberados de Guantánamo" y acepta la intención del presidente Barack Obama de cerrar la prisión. "Para Suiza, el encarcelamiento de personas en Guantánamo es contrario al derecho público internacional", subraya un comunicado.

Además, "esto requiere un análisis detallado y minucioso en especial en lo que se refiere a los aspectos de seguridad y jurídicos", advirtió el gobierno suizo. En el mes de noviembre, la Oficina Federal suiza de las migraciones denegó el asilo a tres detenidos de Guantánamo originarios de Libia, Argelia y China. La decisión está actualmente pendiente de un recurso.

Suspenden jucios
El jurista suizo Dick Marty, antiguo investigador del Consejo de Europa sobre los vuelos secretos de la CIA, pidió a "todos los países europeos que criticaron Guantánamo que hicieran un esfuerzo" y acordaran el asilo a los detenidos de la base militar estadounidense.

Recién investido, el presidente de Estados Unidos pidió la suspensión de los procedimientos jurídicos ante los tribunales de excepción de Guantánamo durante 120 días. El anunció ha sido acogido muy positivamente por toda Europa. Sin embargo, en Alemania la polémica estalló en el seno de la coalición gubernamental. El ministro de Interior, Wolfgang Schaueble dijo que Obama no podía pretender que Alemania acogiera a prisioneros liberados, revocando así la oferta formulada por el ministro de Exteriores.