•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El presidente estadounidense, Barack Obama, tomó con decisión las riendas del gobierno y logró la suspensión de los juicios en Guantánamo, para anunciar luego medidas de austeridad en la Casa Blanca y su compromiso con la paz en Oriente Medio.

Dos jueces militares ordenaron las suspensión de los juicios contra cinco acusados de haber organizado los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 y contra un canadiense, todos detenidos en Guantánamo. El gobierno estudia además cerrar Guantánamo en un año, indicó un borrador de orden ejecutiva que circulaba este miércoles en Washington.

Promesa de Obama cumplida

El presidente George W. Bush autorizó poco después del fin de la guerra en Afganistán, en 2002, la creación del polémico campo de detención en Guantánamo para albergar a los combatientes capturados en ese país, y luego en Irak. El cierre de ese campo de detención fue una de las promesas de campaña de Obama, que juró su cargo el martes, en medio de enormes expectativas dentro y fuera de su país.

Tras su orden a los fiscales en Guantánamo de pedir la suspensión de los juicios, Obama también lanzó una batería de medidas diversas. Por un lado congeló los salarios más altos de los principales funcionarios en la Casa Blanca, invocando la austeridad ante los tiempos de crisis.

Prometió una "era de transparencia" y anunció, sin entrar en detalles, que cerraría "las puertas giratorias que permiten a responsables gubernamentales entrar y salir del sector privado". Los responsables de la Casa Blanca tendrán prohibido aceptar regalos de los miembros de los numerosos grupos de presión activos en Washington, explicó.

Obama telefoneó asimismo a varios dirigentes de Medio Oriente, para comprometerse a buscar "activamente" la paz "desde el inicio de su mandato", en palabras de su portavoz, Robert Gibbs. El presidente llamó en particular al primer ministro israelí Ehud Olmert, al palestino Mahmud Abas, al presidente egipcio Hosni Mubarak y al rey jordano Abdalá II.

Obama ayudaría a evitar contrabando de armas
Tras la retirada de tropas israelíes de Gaza, Obama declaró que estaba "decidido a ayudar a consolidar un alto el fuego poniendo en pie un régimen eficaz de lucha contra el contrabando, para impedir que Hamas vuelva a armarse", explicó el portavoz de la Casa Blanca.

El presidente ofreció el cargo de enviado especial a Oriente Medio al ex negociador para Irlanda del Norte, George Mitchell, informó una fuente cercana al gobierno estadounidense, además de conseguir la confirmación en el Senado de Hillary Clinton como su secretaria de Estado, por 94 votos a favor y 2 en contra. El mandatario tenía prevista igualmente una reunión con su equipo de asesores económicos, y con su equipo de seguridad, para analizar las opciones en Irak y Afganistán.

No logra ratificación de Eric Holder
El Comité de Justicia del Senado estadounidense, mientras tanto, anunció que pospuso por una semana la confirmación del nominado al puesto de secretario de Justicia por el presidente Barack Obama, Eric Holder.

El presidente del Comité, el senador demócrata Patrick Leahy, dijo en una declaración que el cambio surgió a partir de un pedido de los republicanos y que fue fijada una nueva audiencia para el 28 de enero.

Obama anunció el 1 de diciembre que había elegido a Holder, quien sería el primer secretario de Justicia afroamericano. Los republicanos se mostraron preocupados por las críticas de Holder a las prácticas interrogatorias llevadas a cabo por Estados Unidos, que han sido consideradas prácticas de tortura.