elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |
  • AFP

Egipto reanudó sus negociaciones con Israel en busca de una tregua duradera en la franja de Gaza, cuatro días después de la instauración de un frágil alto el fuego en la ofensiva del Estado hebreo en ese territorio controlado por los islamistas de Hamas.

El negociador israelí Amos Gilad mantuvo una discusión de cinco horas, de la que no se ha filtrado nada, con el jefe de los servicios secretos egipcios, Omar Suleiman, que ya fue el artífice de la anterior tregua de seis meses.

Aunque la violencia cesó el domingo pasado, tras una mortífera operación militar israelí en la que murieron un mil 330 palestinos y 13 israelíes, no se ha concluido ningún armisticio, y varios puntos clave han quedado sin resolver, como el fin del bloqueo israelí al enclave palestino. El portavoz de la cancillería egipcia, Hossam Zaki, indicó que la delegación de Hamas viajará el domingo a El Cairo.

Según una fuente vinculada a las negociaciones, Gilad dedicará su breve visita a los acuerdos concretos contra el contrabando de armas en la frontera entre Egipto y la franja de Gaza.

Otro punto de las discusiones será, según Israel, la liberación del soldado israelí Gilad Shalit, capturado en junio de 2006 en el límite de la franja de Gaza.

Según la radio militar israelí, varios ministros y responsables aceptan ahora la liberación de la mayor parte de los detenidos exigida por Hamas a cambio de este soldado.

Situación más compleja
La situación es más compleja al tratarse del fin del bloqueo de facto decretado por Israel después de que Hamas se apoderara del control de la franja de Gaza por la fuerza, en junio de 2007, y de la reapertura de seis pasos, uno solo con Egipto, en Rafah.

Según los términos de un acuerdo de 2005, el control de Rafah corresponde a la Autoridad Palestina, con el apoyo de un centenar de observadores de la Autoridad Palestina.

Las autoridades egipcias advierten que una tregua debe incluir compromisos y garantías escritos, a diferencia de la anterior (19 de junio-19 de diciembre de 2008), que ya había patrocinado Egipto.

Estos compromisos y garantías deben tratar sobre la duración de la tregua, la vigilancia de su aplicación, la seguridad en las fronteras y el fin del bloqueo a la franja de Gaza. Estos acuerdos requerirían igualmente una reconciliación entre los rivales palestinos: la Autoridad Palestina, que sólo controla Cisjordania, y Hamas, que domina en la franja de Gaza.

Un consejero de Abas, Nabil Shaath, dijo en El Cairo que espera que Egipto tome la iniciativa de las conversaciones de reconciliación interpalestina, si Hamas acepta sus términos.