•  |
  •  |
  • AFP

El presidente boliviano, Evo Morales, inauguró un diario del Estado, llamado Cambio, en coincidencia con el tercer aniversario de su gobierno para contrarrestar "las mentiras de los medios de comunicación" críticos de su gestión, en un nuevo episodio de su complicada relación con la prensa local.

El diario, que según el mandatario, "debe servir para "informar y educar"- se suma a otros medios del Estado, entre ellos un canal de televisión que emite a nivel nacional, una agencia de noticias, ABI, y un conjunto de 16 emisoras comunales agrupadas en radio Patria Nueva. Una fuente del diario aseguró que circularán unos 3.000 ejemplares diarios.

Son "por demás conocidas las agresiones de algunos medios de comunicación; ofensas, humillaciones, mentiras tras mentiras, y por eso hemos decidido que también el Estado tenga su medio de comunicación", expresó Morales al recibir el primer ejemplar del nuevo diario en el presidencial Palacio Quemado de La Paz.

Tensas relaciones con la prensa nacional
Morales, que mantiene tensas relaciones con la prensa nacional, expresó que esas "mentiras de distintos medios de comunicación" hacen necesario "que el Estado tenga su periódico". El presidente, enfrentado con los medios desde diciembre a causa de publicaciones de un diario que intentó relacionarlo con un caso de contrabando, expresó entonces que "algunos medios de comunicación son el mejor símbolo de la mentira, el vocero de la mentira".

La situación se tensionó más cuando a mediados de diciembre el mandatario llamó públicamente a su lado a un periodista de un diario para interpelarlo en público por el titular referido a un caso de contrabando que salpicó al ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana. Solidarios con su compañero interpelado, los trabajadores de la prensa exigieron "garantías necesarias para el desempeño de nuestras funciones".

El gobernante comentó en una ocasión: "no necesito conferencias de prensa, yo tengo otro medio de comunicación de boca a boca, con el pueblo, por eso no me pidan conferencia de prensa ni me consulten, no necesito de ello". En esa perspectiva, Morales recomendó a los editores del nuevo diario estatal que "todos tienen derecho a expresar lo que piensan, lo que sienten en este nuevo medio de comunicación".