•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Guatemala y El Salvador firmaron un acuerdo para abrir su frontera a la libre circulación de personas y mercancías, dando el primer paso para concretar la unión aduanera de Centroamérica, con un llamado a los demás países a sumarse al proceso.

"Me parece que es un avance importantísimo, un mensaje claro de nuestra vocación integracionista, un mensaje también para el resto de países de Centroamérica", afirmó el presidente guatemalteco Álvaro Colom luego de firmar el acuerdo con su homólogo salvadoreño Antonio Saca. "Dios quiera esta unión aduanera llegue hasta Panamá", agregó el gobernante guatemalteco en la firma del acuerdo en el puesto fronterizo La Hachadura, en el lado salvadoreño.

Según los dos mandatarios, entre los elementos más importantes del documento a partir de su implementación, figuran el impulso de una política comercial externa común, establecer una nueva institucionalidad y decidir de mejor manera las acciones para alcanzar la libre circulación de mercancías. Colom y Saca se convirtieron en pioneros de ese proceso de integración centroamericana al suscribir el acuerdo marco de unión aduanera entre ambas naciones.

Mayor flujo de comercio
Este acuerdo permitirá mayor fluidez al comercio entre ambas naciones. Guatemala y El Salvador acapararon el año pasado un 50% de los 6 mil 400 millones de dólares del intercambio intrarregional, según cifras oficiales.

"Estamos poniendo el pie en el acelerador de la construcción de la unión aduanera centroamericana, fortaleciendo el proceso de integración", afirmó Saca. Además, el presidente salvadoreño detalló que "el instrumento" firmado queda abierto a la adhesión de los otros países de Centroamérica.

Empresarios sastifechos
Al respecto, el presidente de la cúpula empresarial guatemalteca, José Pivaral, señaló que el acuerdo implica libre tráfico de personas y mercaderías, lo que redundará en un crecimiento del comercio entre ambos países. "Por supuesto que la felicidad será completa cuando los organismos legislativos de los países avalen el acuerdo", destacó Pivaral. No obstante, en la negociación quedó excluido el café tostado y el azúcar, debido a que solo se ha alcanzado el 98% de la armonización arancelaria de los productos.

El compromiso de conformar una Unión Aduanera en Centroamérica data desde la firma del Tratado General de Integración Económica en 1960, pero en las décadas siguientes el esfuerzo de los países se concretó en avanzar en el perfeccionamiento de la zona de libre comercio.

Previos tratados
En 1993 los países centroamericanos suscribieron el Protocolo de Guatemala, mediante el cual se adecuaron las normas del Tratado General a las nuevas realidades y necesidades de los países, y que permite que dos o más Estados miembros puedan avanzar con mayor celeridad en el proceso de integración económica. Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá suscribieron este Protocolo.

"Estos avances deben cumplir con el gran objetivo de alcanzar el desarrollo económico y social equitativo y sostenible de los países centroamericanos, para que se traduzca en bienestar de sus pueblos y el crecimiento de todos los países miembros", agregó el presidente guatemalteco.