Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

ANKARA / AP
La Policía detuvo ayer jueves a decenas de personas en relación con una conjura secularista para derrocar al gobierno proislámico, dijo la agencia noticiosa estatal Anatolia.

Las detenciones fueron practicadas tras el allanamiento de la sede de un sindicato metalúrgico y de una estación de televisión detractora del gobierno, entre otros lugares, agregó la agencia. La Policía no confirmó las detenciones, que amenazan con agravar las tensiones entre los secularistas e islamistas.

Muchos consideran la investigación de la conjura el último enfrentamiento entre el primer ministro Recep Tayyip Erdogan y los secularistas, respaldados por los militares, y el Poder Judicial, que se consideran los protectores del sistema secular turco. El conflicto entre el gobierno y sus oponentes seculares llegó a su punto más caldeado en julio cuando el Tribunal Constitucional falló en contra de la disolución del partido de Erdogan, acusado de encauzar al país hacia el control del Islam. Empero, el tribunal le impuso una multa, como advertencia.