•   DAMASCO  |
  •  |
  •  |
  • AP

El grupo musulmán Hamas hizo un llamado a la reconciliación con partidarios de su adversario presidente palestino Mahmoud Abbas, pero insistió en persistir en la "resistencia" contra Israel. La condición parece imposibilitar cualquier acuerdo con Abbas, quien busca un acuerdo de paz con Israel y cuya moderada facción Fatá no estaba entre los grupos que respaldaron la declaración de Hamas y de otras siete facciones palestinas radicales con sede en Damasco.

El llamado ocurrió días después de que Israel terminara una devastadora guerra de 23 días con los gobernantes militantes islámicos de Gaza, en la cual, según funcionarios palestinos, murieron aproximadamente un mil 300 personas en el territorio.

Hamas arrebató por la fuerza el control de Gaza a Fatá en el 2007 y Fatá estableció un gobierno palestino rival en Cisjordania. Ha estado en platicas de paz con Israel durante más de un año. Las ocho facciones radicales dijeron que rechazarán cualquier reconciliación política que impida "la continuidad de la resistencia" contra Israel, una condición que seguramente rechazará Fatá. Israel no comentó de inmediato.

Estados Unidos e Israel consideran a Hamas como un grupo terrorista. Ha prometido la destrucción de Israel, una postura que ha ocasionado esfuerzos internacionales para aislar a Gaza bajo su autoridad.

El primer ministro de Abbas, Salam Fayyad, hizo un llamado urgente a la reconciliación entre Fatá y Hamas, diciendo que la alternativa es una fisura permanente que destruirá los sueños de los palestinos de tener un Estado propio. "El mundo quisiera ayudarnos, pero todos dicen que deberíamos tener un gobierno de unidad nacional", dijo Fayyad  en su oficina de Cisjordania luego de una reunión con representantes de países donantes.