•   Tokio  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Japón lanzó al espacio el primer satélite destinado a examinar emisiones de anhídrido carbónico. Fue bautizado como "Ibuki" que significa "aliento", y fue puesto en órbita junto con otras siete sondas en un cohete japonés H2A.

Jaxa, la agencia espacial nipona, dijo que el lanzamiento había sido un éxito, pero funcionarios señalaron que estaban examinando la ruta de los satélites para asegurarse que habían ingresado en órbita sin problemas. Los mismos funcionarios señalaron que la intención es recolectar información sobre cambios climáticos, y ayudar al país a competir en el lucrativo negocio espacial.

"Ibuki", orbitará el planeta cada 100 minutos y almacenará por los próximos cinco años información sobre los niveles de gases contaminantes en torno a la tierra. Los datos serán compartidos con la NASA de Estados Unidos y otras organizaciones espaciales y científicas.

Primera misión contra cambio climático
Varios Funcionarios dijeron que la misión del satélite "Ibuki" era la primera de su tipo. Dicho satélite está equipado con sensores ópticos que miden la luz reflejada de la tierra y evalúan la densidad del anhídrido carbónico y el metano, dos gases que se encuentran entre los principales responsables del calentamiento global.

"El calentamiento global es uno de los temas que más apremian a la comunidad internacional y Japón está totalmente comprometido a reducir el anhídrido carbónico", afirmó Yasushi Tadami, un funcionario que trabaja en el proyecto por encargo del Ministerio del Medio Ambiente de Japón. "La ventaja del "Ibuki" es que puede evaluar la densidad del anhídrido carbónico y del metano en cualquier parte del mundo", añadió.