•  |
  •  |
  • EFE

La Conferencia de Bali de la ONU sobre el Cambio Climático alcanzó hoy un acuerdo final, después de que Estados Unidos cediera en el último instante, lo que permite empezar a negociar en 2008 un pacto más ambicioso que el Protocolo de Kioto.

El momento culminante de doce días de reuniones se produjo hoy, cuando la subsecretaria de Estado estadounidense para la Democracia y los Asuntos Globales, Paula Dobriansky, aseguró: "Nos unimos al consenso".

Por su parte, la Unión Europea (UE) acogió con enorme satisfacción el acuerdo alcanzado en la Conferencia para conseguir en 2009 un pacto global más ambicioso, para el cual  prometió trabajar a fondo y lograr ese objetivo.

El acuerdo prevé la apertura de negociaciones formales para un nuevo mecanismo que sustituya en 2012 a Kioto y reconoce la importancia de lograr una reducción de emisiones contaminantes.

"La Conferencia de Bali ha logrado un gran avance en la lucha contra el cambio climático", señaló el ministro portugués de Medio Ambiente y líder de la delegación europea, Francisco Nunes Correia, en un comunicado.

El presidente de la CE, José Manuel Durao Barroso, afirmó que el resultado de Bali "es un paso adelante muy importante", y recalcó que Europa "está decidida a contribuir en todo lo que pueda" para seguir avanzando en el futuro.

Barroso hizo un llamamiento a los demás países para que "se tomen en serio estos compromisos y actúen rápidamente", ya que "juntos, los países en desarrollo y los desarrollados podemos alcanzar el éxito".

El responsable comunitario de Medio Ambiente reconoció que "el auténtico trabajo duro debe comenzar ahora", ya que es "esencial" que el acuerdo global que debe negociarse sea suficientemente ambicioso para prevenir que el cambio climático alcance niveles peligrosos.

La comisión del Parlamento Europeo que viajó a Bali, presidida por el popular español Alejo Vidal-Quadras, reconoció que la falta de compromisos concretos de reducción de emisiones de efecto invernadero por los países industrializados hace que el acuerdo "se quede algo corto" del objetivo europeo.

Sin embargo, los europarlamentarios consideraron, en otro comunicado, que la Presidencia portuguesa y la Comisión Europea lograron "el mejor resultado políticamente posible", ya que en Bali se abre un proceso hacia un acuerdo global en 2009.

Por ello, resaltaron que Europea tiene que mostrar ahora "más responsabilidad" para confirmar su liderazgo en el compromiso para luchar contra el cambio climático.