•  |
  •  |
  • AFP

Rusia suspendió el proyecto de despliegue de misiles Iskander en la región de Kaliningrado, oeste, debido a un cambio en la actitud de la nueva administración estadounidense, anunció un responsable de las fuerzas armadas rusas.

Rusia había amenazado con seguir adelante con el despliegue de misiles en Kaliningrado -enclave ruso entre Polonia y Lituania, miembros de la OTAN y la Unión Europea- si Estados Unidos no retiraba su proyecto de escudo antimisiles en Europa.  "Rusia no necesita desplegar misiles Iskander en Kaliningrado si el escudo antimisiles de Estados Unidos no va a atemorizar a Europa del Este", agregó un alto responsable militar ruso.

Amenazaba la seguridad nacional rusa
De todos modos, un representante del ministerio ruso de Defensa, precisó que hasta ahora tampoco "se había tomado ninguna medida para el despliegue de misiles Iskander en el oeste del país". No fue posible obtener confirmación de esta decisión de fuente militar oficial.

Moscú ha expresado en repetidas ocasiones su desacuerdo con el proyecto del anterior presidente estadounidense, George W. Bush, de instalar un escudo antimisiles en Europa Oriental, asegurando que amenazaba a la seguridad nacional rusa. Por su parte, Estados Unidos siempre ha afirmado que su proyecto de construir una base de radares en la República Checa e instalar un interceptor de misiles en Polonia está destinado a contrarrestar una eventual amenaza por parte de países como Irán.

El presidente ruso Dimitri Medvedev afirmó el año pasado que los misiles de corto alcance Iskander se instalarían en Kaliningrado para "neutralizar" la amenaza del sistema antimisiles estadounidense. Medvedev eligió para hacer este anuncio la fecha del 5 de noviembre de 2008, el día en que Obama celebraba su histórica victoria en las elecciones presidenciales.