elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |
  • AFP

Los activistas del Foro Mundial Social aducen que la crisis financiera mundial les ha brindado una oportunidad para que el mundo escuche sus pedidos de una alternativa al capitalismo, aunque sus propuestas siguen siendo vagas. El funcionario vietnamita Tran Dac Loi manifestó que la crisis económica demuestra que las naciones ricas y las corporaciones poderosas no tienen todas las respuestas a los problemas que encara el mundo.

"La crisis ilustra el empantanamiento de este modelo capitalista de desarrollo, un sistema impulsado únicamente por las ganancias y que sólo beneficia a unos pocos", dijo Tran, vicepresidente de la estatal Fundación de Paz y Desarrollo, de Vietnam. "Ha llegado el momento de buscar alternativas de desarrollo que pongan en el centro a los seres humanos".

Unas 100.000 personas asistieron a esta edición del Foro Social, efectuado anualmente desde el 2001 en contraposición al Foro Económico Mundial que comenzó la semana pasada en la ciudad turística suiza de Davos. Los activistas dijeron que la crisis hizo que las personas se sientan más receptivas a sus críticas del capitalismo puro.

"La gente está cansada de escucharnos, cansada de escuchar las quejas de la izquierda, pero ahora tiene que escucharnos", dijo Ellen Pereira Carvalho, una brasileña de 18 años que distribuía panfletos del Movimiento para la Democracia Directa. "Soy solamente un estudiante joven", agregó. "Quizá no tenga las respuestas, pero por lo menos las busco. Creo que la crisis ha hecho que más personas acepten nuestro mensaje".

Pocas soluciones específicas
Algunos reconocieron la validez de las frecuentes críticas contra el Foro Social: que no hay un mensaje cohesivo, que los asistentes se quejan de los problemas y presuntas conspiraciones al mismo tiempo que ofrecen muy pocas soluciones específicas. "Todos nosotros que trabajamos por la justicia social somos muy buenos en la identificación de los problemas, aunque para encontrar soluciones debemos trabajar con un poco más de empeño", reconoció Priiti Darooka, de Nueva Delhi y director ejecutivo del Programa de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la Mujer.

"Los sistemas formulados en Davos se están desplomando, desintegrando y comienzan a pudrirse. Así que ha estado realizándose esta limpieza, este incendio de la maleza dentro del sistema financiero acumulado en los últimos 100 años", opinó Tony Kenny, un artista irlandés de Dublín. "Empero, este foro no es necesariamente más importante que aquel", agregó. "Son las dos caras de la misma moneda. Nos tienen que escuchar, porque todos vamos en el mismo barco".