•  |
  •  |
  • END

Más de 200 sacerdotes y teólogos suizos expresaron ayer jueves su desacuerdo con la decisión del papa Benedicto XVI de revocar la excomunión de cuatro obispos integristas, estimando que se inscribía en una serie de decisiones “fuertemente regresivas”.

En una carta abierta a la Conferencia de Obispos Suiza (CES), los firmantes juzgaron que la rehabilitación de Richard Williamson, que hizo declaraciones negacionistas, era escandalosa y problemática para las relaciones judeo-cristianas.

Según ellos, esta decisión es también preocupante por lo que indica en cuanto a la tendencia que está adoptando el Vaticano. Los firmantes se declaran, sin embargo, satisfechos con la postura tomada por la CES.

Mediante un comunicado, los obispos suizos tomaron sus distancias con la decisión del Vaticano.

“Nosotros, obispos suizos (...) pedimos a los miembros de las comunidades judías de Suiza que perdonen las irritaciones sobrevenidas estos últimos días”, escribió la CES.

Calificó de “totalmente inaceptables” los propósitos del obispo británico integrista del movimiento con sede en Ecône (cantón suizo del Valais), que negó recientemente la existencia de cámaras de gas y reducía la Shoah a entre “200,000 y 300,000 muertos”.

La posición del cura integrista

El sacerdote integrista italiano Floriano Abrahamowicz aseguró ayer jueves que las cámaras de gas de los campos de concentración nazis sirvieron para “desinfectar”, alimentado así las polémicas entre la Santa Sede y la comunidad judía mundial.

En una entrevista al diario La Tribuna de Treviso, el sacerdote, responsable para el nordeste de Italia de la comunidad ultraconservadora fundada por Marcel Lefebvre, Fraternidad San Pío X, sostiene que no cree que en las cámaras de gas murieran personas.

“Sé que las cámaras de gas existieron por los menos para desinfectar, pero no sabría decir si causaron la muerte o no de personas porque no he investigado a fondo el asunto”, declaró Abrahamowicz.

La entrevista fue concedida después del escándalo que generaron las declaraciones antisemitas del obispo integrista inglés Richard Williamson, cuya excomunión fue levantada el sábado por el Papa.

En una entrevista a la televisión sueca, divulgada dos días antes de que levantaran la excomunión, el obispo inglés negó que hubiera existido el Holocausto de millones de judíos durante la Segunda Guerra Mundial, y aseguró que “no existieron las cámaras de gas en la Alemania nazi” y que sólo murieron de “200,000 a 300,000 judíos en los campos de concentración” y no los seis millones de judíos que se calcula.

“Williamson fue imprudente al pronunciarse sobre asuntos técnicos”, admitió Floriano Abrahamowicz, quien reconoció que tiene sangre judía por parte paterna. “Es verdaderamente imposible para un católico ser antisemita”, subrayó el sacerdote italiano.

“La crítica que se puede hacer sobre la tragedia del Holocausto es que se le otorga la supremacía sobre otros genocidios. Si Williamson hubiera negado en sus declaraciones a la televisión el genocidio de un millón doscientos mil armenios por parte de los turcos, no creo que los diarios habrían dado tanta importancia a sus declaraciones”, comentó el religioso italiano.