•  |
  •  |
  • END

LONDRES / AFP

La visita a Londres del primer ministro chino Wen Jiabao estuvo marcada por protestas --entre ellas un zapato que le lanzó ayer lunes un estudiante sin alcanzarlo-- y por la recesión global, que dominó su reunión con el primer ministro británico Gordon Brown.

El zapato fue lanzado a Wen Jiabao cuando pronunciaba un discurso en la Universidad de Cambridge por un manifestante que mostraba así su indignación por la apertura de las puertas de la prestigiosa universidad “a un dictador”.

“Esto es un escándalo”, gritó el manifestante, comprobó un periodista de la AFP presente en la sala donde Wen pronunció un discurso, en el último día de su gira por cinco países europeos. El jefe de gobierno chino permaneció impasible ante esta protesta, similar a la que tuvo por blanco al ex presidente estadounidense George W. Bush en su última visita a Irak, antes de dejar el poder el 20 de enero.

“Estudiantes, este comportamiento despreciable no puede ser un obstáculo en la amistad de China y el Reino Unido”, dijo Wen a la sala, mientras el servicio de seguridad sacaba al manifestante.

Fuertes protestas

El domingo, cientos de personas protestaron frente a la embajada de Pekín en Londres, denunciando la violación de derechos humanos en China y en particular en la región del Tíbet. Cinco personas fueron detenidas en esas protestas.

Su reunión con Brown, en la mañana de ayer lunes, fue más armoniosa, con los dos líderes arremetiendo contra el proteccionismo y prometiendo trabajar juntos para superar la crisis mundial.

China “está dispuesta a trabajar con la comunidad internacional para ayudar al mundo a recuperarse de la recesión global”, afirmó Wen en una conferencia de prensa conjunta con su homólogo británico. Los países “sólo pueden salir de la recesión comerciando unos con otros”, declaró por su parte Brown, tras discutir con Wen de la crisis económica mundial.

“Sabemos que ésta es una crisis global”, y que “ningún país es inmune” a ella, declaró Wen, que destacó que la prioridad debe ser ayudar a los países menos desarrollados.

Gira por Europa

“Es cada vez más importante ayudar a los países menos desarrollados”, subrayó el dirigente chino en la última etapa de su gira por Europa, en la que visitó Suiza, Alemania, Bruselas, España y Gran Bretaña.

“Ésta ha sido una visita exitosa”, y lo principal ha sido la “confianza”, destacó Wen, que discutió, asimismo, con Brown, sobre el refuerzo de las relaciones bilaterales, el cambio climático y la posible participación de China en operaciones militares multilaterales.

“Creo que la confianza es lo más importante, más importante que el oro o las divisas”, aseguró Wen en Londres.

Durante la visita, la primera de Wen a Gran Bretaña desde 2006, ambos países firmaron contratos comerciales en varios sectores, como el industrial, las telecomunicaciones, la aeronáutica y el desarrollo de energías limpias.