•   Vaticano  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El portavoz de la Santa Sede, Federico Lombardi, responde a la canciller alemana, Angela Merkel, que instó al Pontífice a "dejar claro" que el Vaticano no tolera la negación del Holocausto, afirmando que las palabras de condena de Benedicto XVI "son clarísimas". "La condena de las declaraciones negacionistas del Holocausto por parte del Papa no han podido ser más claras y resulta evidente que la mismas también se referían a la posición de monseñor Richard Williamson -el obispo lefebvriano rehabilitado que niega la existencia de las cámaras de gas- y a todas las posiciones análogas", señala Lombardi en un comunicado.

La declaración del portavoz de la Santa Sede es divulgada poco después de que la jefa del gobierno alemán, Angela Merkel, calificara de "totalmente insuficiente" la aclaración del Vaticano sobre la rehabilitación del obispo. Y luego que pidiera a Ratzinger distanciarse de los que afirman que el genocidio de judíos durante la Segunda Guerra Mundial no existió  "El pensamiento del Papa sobre el Holocausto fue manifestado claramente en la sinagoga de Colonia el 19 de agosto del 2005, en el campo de concentración de Auschwitz-Birkenau el 28 de mayo del 2006 y en la audiencia general del 28 de enero pasado", subraya el escrito.

"Fueron palabras inequívocas", recuerda Lombardi, quien las cita textualmente. En ellas el Pontífice alemán expresó su "solidaridad plena e indiscutible" con los judíos y aseguró que el Holocausto "debe ser para todos una advertencia contra el olvido, la negación y el reduccionismo", declaró al concluir su audiencia general semanal.