•  |
  •  |
  • AFP

La aviación israelí lanzó varios ataques contra Gaza en respuesta a un nuevo disparo de cohete palestino que cayó en Ashkelon, en el sur del Estado hebreo, a unos 13 kilómetros de la franja. El cohete, de tipo Grad, provocó daños, pero no víctimas, según un portavoz militar israelí. El lanzamiento islamista ha sido el que más se ha adentrado en territorio israelí desde el final de los 22 días de ofensiva del Estado hebreo en la franja de Gaza que dejó más de 1.330 muertos y más de 5.000 heridos.

El ataque conllevó a una reunión de urgencia entre el primer ministro, Ehud Olmert, el ministro de Defensa, Ehud Barak, y la ministra de Relaciones Exteriores, Tzipi Livni. "Cualquier provocación, incluso la más pequeña, generaría la más severa de las respuestas hasta que los disparos cesen totalmente", declaró a la prensa Ehud Olmert. Horas después, la aviación lanzó varios ataques en el territorio palestino.

Según testigos, aviones israelíes lanzaron al menos tres misiles contra túneles usados para el contrabando en la frontera entre Gaza y Egipto. Poco después, un avión israelí atacó una posición vacía del brazo armado de Hamas, en Jan Yunés, también en el sur de la franja de Gaza.