•  |
  •  |
  • END

CANCÚN / AFP

Tres militares mexicanos, uno de ellos General de Brigada, fueron ejecutados de varios balazos en una carretera que conduce del puerto vacacional de Cancún (este) a Mérida, informó el martes el procurador de justicia del estado mexicano de Quintana Roo, Bello Melchor.

Los cuerpos sin vida de los tres militares fueron encontrados la madrugada de ayer, martes, dentro una camioneta, a unos 30 km del puerto vacacional de Cancún. Al parecer, “los siguieron y luego los interceptaron, los amarraron y los rafaguearon”, declaró el procurador a la emisora local Enfoque Radio. Uno de los militares fue reconocido por la Procuraduría como Mauro Enrique Tello, un general de brigada, comandante de la zona militar en el estado de Michoacán (oeste), los otros dos serían de bajo rango, y se investiga si uno de ellos fue escolta del alcalde de Cancún, Gregorio Sánchez.

Ejecutados al mejor estilo de sicarios

La camioneta donde fueron encontrados los militares se hallaba en un tramo carretero oculta entre la maleza, y los tres hombres tenían las manos sujetas a la espalda, añadió la Procuraduría.

En el lugar se encontraron casquillos percutidos de armas de grueso calibre, según las primeras investigaciones de las autoridades.

El gobierno federal mexicano mantiene desde diciembre de 2006 un operativo contra el narcotráfico en el que participan más de 36,000 elementos, en su mayoría militares.

Según cifras de la Secretaría de la Defensa de México difundidas en enero por el diario La Jornada, de diciembre de 2006 --cuando asumió el presidente Felipe Calderón-- a octubre de 2008, murieron 72 militares en operaciones contra el narcotráfico.

El pasado 21 de diciembre, ocho militares fueron decapitados en el estado mexicano de Guerrero (sur).

En la frontera norte de México, en Ciudad Juárez, Chihuahua, la incesante violencia ligada al crimen organizado dejó ocho personas muertas durante la noche del lunes al martes, informó la Policía local.