•  |
  •  |
  • END

TEHERÁN / AFP

Irán anunció haber puesto en órbita el lunes por la noche su primer satélite con ayuda de su cohete Safir-2, aumentando las preocupaciones de la comunidad internacional sobre las capacidades balísticas de la República Islámica.

El satélite, bautizado Omid (“Esperanza”) es de fabricación iraní al cien por cien, subrayó la agencia oficial IRNA.

Su lanzamiento coincide con el 30º aniversario de la Revolución Islámica.

“Es el primer satélite lanzado en la historia de nuestra nación y fue propulsado por el cohete Safir-2”, afirmó ayer martes la agencia FARS, sin citar fuentes. IRNA precisó que el lanzamiento fue efectuado la noche del lunes.

La televisión mostró al presidente Mahmud Ahmadinejad dando la orden de lanzar el cohete, que llevaba un “mensaje de amistad y de paz del presidente”, según la agencia FARS.

Los países occidentales, que en el pasado criticaron el programa espacial iraní al temer que pudiese servir para desarrollar su capacidad militar, expresaron ayer martes su preocupación por la noticia.

Las reacciones

La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, advirtió que “si Irán no cumple con el mandato del Consejo de Seguridad de ONU y la AIEA (Agencia Internacional de Energía Atómica) habrá consecuencias”.

El portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, aseguró por su parte que Estados Unidos usará “todos los elementos de nuestra capacidad nacional para manejar el tema Irán y para ayudarlo a ser un miembro responsable de la comunidad internacional”.

El gobierno británico se mostró “profundamente preocupado” por el lanzamiento del satélite iraní, que suscita “nuestras profundas preocupaciones sobre las intenciones de Irán”, declaró el subsecretario de Estado en la cancillería británica, Bill Rammell.

El portavoz del ministerio francés de Relaciones Exteriores, Eric Chevallier, destacó que la tecnología del lanzamiento es “muy similar” a la de los misiles balísticos.

Según reconoció a la AFP un alto responsable militar de la OTAN, que requirió el anonimato, de confirmarse el lanzamiento sería la prueba de que la República Islámica tiene misiles capaces de atacar Israel y el sureste de Europa.

“Se necesitarán varios días para que todos los países puedan comprobar esta información”, dijo este alto responsable militar. “En primer lugar, deberemos comprobar que se trata, efectivamente, de un satélite, y a qué altitud navega”, añadió.

“Si se confirma, querrá decir que sus cohetes son capaces de alcanzar entre 2,000 y 3,000 km, y, por lo tanto, tienen capacidad de alcanzar una parte de Europa e Israel. Sería la confirmación de su potencial”, explicó este militar.

Sin embargo, el ministro iraní de Relaciones Exteriores, Manuchehr Mottaki, aseguró el martes en Addis Abeba que el lanzamiento del satélite persigue fines pacíficos, como la obtención de datos medioambientales.

Si se confirma la puesta en órbita de Omid, Irán sería el segundo país de la región, después de Israel, con capacidad para lanzar satélites.