•   WASHINGTON  |
  •  |
  •  |
  • AP

El costo del plan de recuperación económica del presidente Barack Obama supera ya los 900 mil millones de dólares, después que el Senado agregó dinero para investigación médica y alivios fiscales para la adquisición de automóviles. El costo del plan podría seguir subiendo si se amplía un alivio en los impuestos a los compradores de vivienda, incluso en momentos en que los centristas de ambos partidos prometen retirar rubros que no permitan reactivar la economía de inmediato. En una entrevista con CNN, Obama indicó la voluntad de su gobierno de retirar aquellos rubros que realmente no puedan estimular la economía en seguida.

En una victoria para la industria automovilística, el Senado decidió, por una votación de 71-26, conceder una deducción fiscal a los compradores de autos nuevos, así como una reducción en el impuesto a los pagos de intereses por financiamiento. El anuncio podría costarle al fisco estadounidense unos 11 mil millones de dólares durante la próxima década gracias a ahorros de unos un mil 500 dólares en un automóvil que cueste 25. mil dólares.

La sesión podría traer ahorros aún más generosos para los compradores de vivienda. Los republicanos prepararon un plan que reduciría el costo de las hipotecas para reanimar al mercado inmobiliario. El senador republicano Johnny Isakson presiona por un descuento fiscal de hasta 15.000 dólares para todos los que compren una casa este año, a un costo para el fisco federal de 18 mil 500 millones de dólares. La iniciativa pendiente de aprobación contempla también un descuento impositivo único de 7.500 dólares para aquellos compradores de vivienda de primera vez.