elnuevodiario.com.ni
  •   ASUNCION  |
  •  |
  •  |
  • AP

Cinco personas muertas y al menos ocho mil afectadas por el dengue, en nueve departamentos de Bolivia, han obligado a las autoridades a declarar emergencia sanitaria. Mientras, las autoridades de Paraguay han declarado que no pueden controlar la expansión del mal transmitido por el mosquito Aedes Agypty al confirmarse 105 enfermos.

En Bolivia, unos 20 mil brigadistas, entre ellos varios miles de reclutas, realizan fumigaciones y colaboran con el retiro de potenciales focos de infección, especialmente en las barrios pobres de Santa Cruz, rico departamento agroindustrial del este del país. La propagación del dengue va en ascenso y ya alcanzó a los nueve departamentos del país e inusualmente a regiones andinas como Oruro, 30 casos; Potosí, 6, y La Paz, donde se registraron 194 en los valles subtropicales. Mientras que en Cochabamba, 545 casos; Beni, 518; Pando, 405, Tarija, 340, y Chuquisaca con 163 son las regiones más afectadas por el mal. "Cuando lleguemos al pico de la epidemia calculamos que se puede temer más de 50 mil casos en todo el país, sin contar con los enfermos que no se reportan a las autoridades médicas", vaticinó el jefe de Epidemiología, Juan Carlos Arraya.

Necesitan ayuda de la población
Julio César Manzur, director del ministerio de Salud Pública de Paraguay, expresó que sólo con la ayuda decidida de la población podrán frenar la reproducción del insecto que se multiplica en aguas estancadas. "El 90 % de los infectados vive en los departamentos de Concepción y Amambay, a 500 y 600 kilómetros al norte de Asunción, lo que significa que en esas zonas selváticas los mosquitos buscan nuevos lugares para sobrevivir porque se acaban los bosques", explicó.

Manzur señaló que los hombres derriban los árboles y las selvas donde viven los insectos se reducen, entonces es obvio que los insectos migren a las urbes. En Concepción, específicamente, durante nuestra investigación, encontramos que la población pobre inconscientemente estimuló la reproducción del Aedes Agypty al acumular agua de lluvias por la escasez del agua potable. "Esta enfermedad no sólo es de Paraguay. La Organización Mundial de la Salud, OMS, informó que en 2007 hubo 50 millones de casos de dengue en el mundo de los cuales 500 mil fueron del tipo hemorrágico. En Paraguay, felizmente, este año no tenemos casos hemorrágicos", acotó.

Los síntomas del mal son fuertes dolores de cabeza, nauseas, diarreas y dolores de huesos, principalmente en las articulaciones. Manzur advirtió que "el departamento Central, Asunción y 11 pueblitos, tiene una población aproximada de un millón 500 mil, entonces hacemos un gran esfuerzo para que el dengue no se instale allí porque sería muy complicado combatirlo. Las diferentes comunidades no tienen desagüe pluvial y un pésimo sistema de recolección de basura".