•  |
  •  |
  • AP

El Vaticano exigió al obispo Richard Williamson, que negó el Holocausto, rectificarse antes de ser readmitido en el seno de la Iglesia católica. La Santa Sede agregó que Benedicto XVI no conocía la posición del obispo cuando accedió a levantar su excomunión y la de otros tres obispos ultraconservadores el 21 de enero.

La declaración fue difundida por la secretaría de estado del Vaticano un día después que la canciller federal de Alemania, Angela Merkel, instara al pontífice a rechazar claramente la posición de quienes niegan el Holocausto, por considerar que no existía una aclaración suficiente del Vaticano.

Williamson, radicado en la Argentina desde 2003, aseguró por la televisión estatal sueca, días antes del anuncio de su rehabilitación, que las pruebas históricas "van fuertemente en contra de que 6 millones de judíos fueron asfixiados deliberadamente con gases" durante la Segunda Guerra Mundial. Williamson después se disculpó ante el pontífice por haber suscitado la controversia, pero dijo que no se rectificaba de sus comentarios, en los que afirmó que sólo de 200.000 a 300.000 judíos habían muerto durante la guerra y que ninguno de ellos había perecido en cámaras de gas.

Williamson y otros tres obispos fueron excomulgados en 1998 después de haber sido consagrados por el arzobispo ultraconservador Marcel Lefebvre sin consentimiento papal. Lefebvre fundó la tradicionalista Sociedad de San Pío X en 1969, opuesta a las reformas liberalizadoras del Concilio Vaticano II, incluyendo su acercamiento a los judíos.

La Santa Sede dijo, cuando anunció la rehabilitación de los obispos el 24 de enero, que el levantamiento de la excomunión no significaba que el Vaticano compartiese las posiciones de Williamson. Pero grupos judíos manifestaron su indignación y exigieron que Williamson se rectificase. En la declaración, el Vaticano aseveró que aunque se le había levantado la excomunión, williamson no tenía funciones canónicas en la Iglesia por haber sido consagrado de manera ilegítima. "Para ser admitido en funciones episcopales dentro de la Iglesia, el obispo Williamson tendrá que distanciarse, de manera absolutamente inequívoca y públicamente, de su posición sobre el Shoa, de la que el Santo Padre no estaba en conocimiento cuando se levantó la excomunión", dijo la declaración.

Además, el Vaticano afirmó que la sociedad rebelde debe reconocer plenamente las enseñanzas del Concilio Vaticano II y las enseñanzas de todos los papas posteriores para poder tener una función canónica legítima en la Iglesia. Williamson en una carta al cardenal Darío Castrillón Hoyos, fechada el 30 de enero de 2009 desde La Reja, unos 30 kilómetros al oeste de Buenos Aires, calificó sus observaciones a la TV sueca de "imprudentes". El prelado es rector del Seminario Latinoamericano de la Sociedad San Pío X -la organización ultraconservadora creada por Lefebvre- en las afueras de Buenos Aires.