•   WASHINGTON  |
  •  |
  •  |
  • AP

La Casa Blanca suele tener sus lemas diarios, pero pocos como éste: "Metí la pata",  fue la admisión de Barack Obama a la cadena de Televisión CBS sobre un mismo tema y que ha repetido en otros medios: "Creo que metí la pata y me responsabilizo por ello" (a CNN) y "¿Metí la pata en esta situación? Sin duda. Y estoy dispuesto a sufrir las consecuencias" (a NBC).

Habitualmente un dechado de tranquilidad y confianza, Obama enhebró su letanía de mea culpas en una serie de entrevistas televisivas después que se retiró la candidatura de Tom Daschle como secretario de salud y servicios humanos. Tanto Daschle como la persona escogida por Obama para supervisora general del gobierno retiraron sus candidaturas debido a problemas personales con el pago de impuestos. Pocos días antes, el gobernador de Nuevo México Bill Richardson también se retiró después de haber sido escogido por Obama como secretario de comercio debido a una investigación en el Senado por una cuestión de ética. Timothy Geithner fue confirmado en el Senado como secretario del tesoro pese a pagar 34 mil dólares de impuestos en mora.

El presidente invitó a los conductores de las cadenas de televisión a su despacho, uno a la vez, y ofreció básicamente el mismo mensaje, de que no había reconocido a tiempo la doble vara de medida que pesa sobre los ciudadanos comunes que se demoran en el pago de sus impuestos.

El mensaje de Obama a Fox: "Me responsabilizo por este error". Prometió extremar sus esfuerzos para garantizar que no metamos la pata nuevamente. A la ABC: "Esta es una herida autoinducida que me disgusta y vamos a asegurarnos de que se arregle". Y a CBS: "Para mí es frustrante y es algo de lo que me responsabilizo".

La audacia de admitir -y aun enfatizar- una falla de juicio contrasta notablemente con su predecesor. George W. Bush se quedó mudo cuando le pidieron, al promediar su presidencia, que enumerase los errores que hubiese cometido. Mucho más adelante se le ocurrió alguno que otro.