elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |
  • AFP

El tráfico en la capital costarricense colapsó por dos protestas de taxistas, unos certificados que exigen controlar la proliferación de taxis "piratas", quienes también defendieron su derecho a trabajar.

Al menos 2.000 taxis desfilaron por las principales vías de San José para exigir a las autoridades prohibir y eliminar a los "piratas", quienes amparan su existencia en la figura del "porteo" para el transporte de personas, contenida en el Código de Comercio. La "marea roja" -color oficial de los taxis y como se identifica al gremio en la capital- se concentró en los alrededores de Casa Presidencial, al este de la ciudad, obligando al cierre de algunas calles. Unos kilómetros más al sur, en el parque de La Paz, unos 1.000 porteadores se reunieron para exigir que se respete su operación.

"Nosotros pagamos revisión técnica, impuestos, seguros y los piratas no pagan nada", expresó al canal 7 el taxista Luis Chavarría. Los taxista, aparte de licencia y placa, deben contar con seguros, acudir a una revisión técnica dos veces al año y utilizar un taxímetro que señala tarifas previamente establecidas por una entidad estatal, entre otros requisitos.

Alberth Cruz manifestó que su grupo cabildea con el gobierno para que les permita trabajar en el porteo, como se define la actividad de conducir a alguien de una parte a otra por un precio convenido. "Solo pedimos que nos dejen trabajar como hasta ahora", apuntó Germán Lobo, de la Cámara de Porteadores.

El ministro de Presidencia Rodrigo Arias y la ministra de Transportes Karla González negocian con ambos grupos, sin resultados hasta el momento. La solución a esta problemática ha estado pendiente por años y cada cierto tiempo uno u otro grupo protagoniza protestas, como las que brotaron hoy.