Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

WASHINGTON / AFP

El representante de Estados Unidos denunció ante la OEA, ayer miércoles, que el reciente ataque a la principal sinagoga en Venezuela es producto del clima político en ese país, que permite “que la intolerancia avance”, lo que fue rechazado por el delegado venezolano ante el organismo.

“Este perturbador incidente merece una condena en los más duros términos, y sirve como una advertencia desafortunada de lo que puede pasar en un clima altamente politizado en el que se permite que la intolerancia avance”, afirmó el representante adjunto de Estados Unidos en la OEA, Lewis Amselem.

“Un clima de inclusión y respeto es esencial para un gobierno democrático exitoso”, indicó Amselem durante la sesión ordinaria del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Washington.

Chaderton rechaza insinuación

Momentos después, en su turno al micrófono, el embajador venezolano ante la OEA, Roy Chaderton, expresó: “Venezuela acepta las preocupaciones, pero rechaza cualquier insinuación de que es el clima político de Venezuela” el que propició el ataque antisemita el viernes.

Ese día, más de una docena de desconocidos irrumpieron en la sede religiosa, destrozaron objetos de culto y pintaron en las paredes frases como “Israel, malditos” y “Fuera los judíos”.

El hecho cobró mayor notoriedad toda vez que se produjo a pocos días de que el presidente venezolano, Hugo Chávez, expulsara al Embajador de Israel en Caracas y cortara relaciones con ese país a causa de la ofensiva militar israelí en la Franja de Gaza.

Chaderton reiteró que detrás del hecho podría haber un interés político, a pocos días de que se celebre en Venezuela el referendo del 15 de febrero sobre una enmienda constitucional que le permita a Chávez postularse para un eventual tercer mandato en los comicios de 2012.

“Se hace un escándalo para poner al gobierno de Venezuela en una situación incómoda con vistas al referendo del 15 de febrero”, dijo el embajador.

“Es una maniobra política con apoyo internacional muy importante”, reiteró.

Durante la sesión de ayer, miércoles, varios países criticaron el ataque a la sinagoga en Caracas, e hicieron votos para que se investigue el hecho y los culpables sean llevados ante la justicia. El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, ya lo había condenado la víspera en un comunicado.

Chaderton agradeció los comentarios y dijo que dan pie a que en la OEA se discutan posteriormente otros temas, al recordar que recientemente Venezuela denunció ante el organismo los ataques de Israel en Gaza, y sólo recibió eco de Nicaragua.