•  |
  •  |
  • END

BAGDAD / AFP

Una iraquí arrestada recientemente confesó haber reclutado a 80 mujeres para cometer atentados suicidas en la provincia de Diyala (este), según un vídeo hecho público el martes por un portavoz militar.

En esa grabación, Samira Ahmad Jassem, de 51 años, confesó que 28 de las reclutadas cometieron atentados suicidas. Jassem también explicó que reclutaba a las mujeres, las entregaba a los insurgentes para su preparación ideológica y posteriormente las conducía a los lugares elegidos para los atentados.

Apodada Um al-Mumenin (madre de los creyentes) y oriunda de la ciudad de Al-Muqdadiya fue arrestada el 21 de enero, según el portavoz, el general Qassem Atta.

Vestida con un sayo y un pañuelo negro, la mujer cuenta en el vídeo sus contactos con miembros de Ansar al-Sunna, uno de los grupos rebeldes más violentos de Irak, que le pidieron reclutar a mujeres kamikaze.

Hasta una “perturbada”

Jassem habla también sobre tres de las kamikazes que cometieron atentados: Um Hoda, que se hizo explotar en un puesto de Policía de Al Muqdadiya; Saadiya Jalaf, una anciana soltera que saltó por los aires en una estación de autobuses de la misma ciudad, y Amal, una profesora “perturbada psicológicamente por problemas familiares”, que cometió un atentado suicida contra un “comité de apoyo” de la provincia.

A 100 km al noreste de Bagdad, Al Muqdadiya es una localidad de 250,000 habitantes chiítas y sunitas, escenario de la violencia confesional hasta enero de 2008.

En esa fecha, los jefes tribales crearon “comités de apoyo” para acabar con los elementos extremistas de la provincia, considerada como una de las más peligrosas de Irak.