•  |
  •  |
  • AFP

Piratas somalíes, de la ciudad de Harardhere, liberaron al buque ucraniano "Faina", cargado con armas y equipos militares que retenían desde septiembre, y aseguraron haber obtenido a cambio un rescate de 3,5 millones de dólares que fueron arrojados con paracaídas. "Hemos liberado al 'MV Faina'. A bordo quedaban sólo tres muchachos que demoraron la liberación una hora, pero ahora el buque es libre", declaró Sugule Alí.

Los 20 tripulantes a bordo del 'Faina' (17 ucranianos, dos rusos y un letón) "están sanos y salvos", precisó la presidencia ucraniana en un comunicado. Tras confirmar la entrega agregaron que el "Faina" prosiguió su derrotero hacia el puerto keniano de Mombasa, que sería su destino inicial, aunque los piratas dudan que tenga combustible suficiente para ello.

"El barco fue liberado luego de una operación muy compleja realizada por los servicios de inteligencia ucranianos en cooperación con servicios de inteligencia extranjeros", declaró la oficina del presidente ucraniano, Viktor Yushenko.

Días después de que fuera interceptado por los piratas, el 25 de enero, el capitán ruso del buque murió por un ataque de hipertensión. Su cuerpo permaneció en el barco, en un refrigerador que funcionaba con un generador.

Ya estaban hartos
Inicialmente, los piratas habían pedido 35 millones de dólares, antes de reducir drásticamente sus exigencias, mientras barcos extranjeros eran enviados a la zona para evitar que el armamento fuera descargado. "Ya estábamos hartos del 'Faina'", explicó uno de los piratas, Ahmed Mohamed Abdi. "Habíamos pensado en liberarlo sin rescate (...) pero gastamos mucho dinero prestado para comprar una planta euforizante, coca-cola, agua y alimentos", explicó.

En 2008, unos 140 buques extranjeros fueron atacados frente a Somalia y los actos de piratería en la región aumentaron en casi un 200% respecto de 2007, según la Oficina Marítima Internacional (BMI). La Unión Europea (UE) lanzó en diciembre el primer operativo naval de su historia para detener a los bandidos de los mares. En enero, Estados Unidos anunció la creación de una nueva fuerza "multinacional" de lucha contra la piratería bajo su mando en el golfo de Adén y en el océano Indico.