elnuevodiario.com.ni
  • |
  • |
  • AFP

El padre de Eluana Englaro, la italiana de 37 años que se encuentra en estado vegetativo desde hace 17, afirmó que está respetando la voluntad de su hija al dejarla morir a través del cese gradual de alimentación e hidratación.

Beppino Englaro afirmó que poco antes del accidente de tránsito que en 1992 la dejó postrada, Eluana quedó impactada con los casos de personas cercanas que estaban en coma y eran mantenidas artificialmente con vida.

"Había visto a algunos amigos que habían sido sometidos a protocolos de reanimación de urgencia para sobrevivir en condiciones de total privación, inconscientes (...), enchufados a máquinas sin las cuales no podían sobrevivir. Quedó horrorizada por ese tipo de sobrevivencia", afirmó.

"'No a mí, recuérdenlo', nos decía", declaró el padre de la mujer.

Beppino Englaro afirma que lo terrible es someterla a la "violencia" de esos procedimientos.

"¿Qué significa tener a una persona querida en estas condiciones por 17 años después de que ella dijera tantas veces no querer permanecer en ese estado? Ése es el tema y es terrible", planteó.

"Hemos pedido siempre sólo el respeto por la voluntad de Eluana", insistió.

Eluana fue trasladada el martes pasado a una clínica de Udine al noreste del país, donde un equipo médico especial empezó el cese progresivo de su alimentación el viernes por la mañana.

La decisión suscita fuerte oposición de la Iglesia Católica y del gobierno del conservador Silvio Berlusconi, que intenta impedir la medida.