•  |
  •  |
  • AFP

Las llamas han alcanzado un rascacielos en Pekín, que forma parte del nuevo complejo de la televisión pública china, una de las construcciones emblemáticas del renovado parque arquitectónico de ese país. El incendio se produjo en la noche del Festival de la Linterna, que celebra la primera Luna llena del año chino y que cierra con un castillo de fuegos artificiales.

Según la agencia estatal China Nueva, las llamas el fuego se originó en un hotel en construcción de la cadena Mandarin Oriental, dentro del mismo complejo, uno de los símbolos arquitectónicos del nuevo Pekín, construido con ocasión de la celebración de los Juegos Olímpicos de 2008. La nueva sede de CCTV, cuya estructura no se incendió totalmente, es obra del arquitecto holandés Rem Koolhaas e incluye una espectacular doble torre en forma de puerta retorcida. Las enormes llamas y la columna de fuego atrajeron a miles de pequineses curiosos que tomaban fotos del siniestro.