•   Israel  |
  •  |
  •  |
  • AFP / AP

Tzipi Livni, dirigente del partido Kadima (centro-derecha) de Israel, aseguró durante su discurso en Tel Aviv que "El pueblo eligió a Kadima" en las elecciones legislativas israelíes e invitó al jefe de Likud (derecha), Benjamin Netanyahu, a sumarse a una coalición dirigida por ella. El partido Kadima, de la ministra de Relaciones Exteriores encabeza ligeramente en las elecciones legislativas en Israel por delante del partido Likud, del ex primer ministro Benjamin Netanyahu, aunque éste parecía tener más posibilidades de formar gobierno, según sondeos de tres canales de televisión.

La líder mencionó que "ahora tenemos que respetar la decisión de los electores, respetar la decisión de las urnas e incorporarnos a un Gobierno de unión nacional bajo nuestra dirección", añadió, dirigiéndose en especial a Likud de Netanyahu. Con anterioridad, Netanyahu había declarado que estaba "convencido de ser el próximo primer ministro" de Israel. Likud obtuvo 28 escaños, según las primeras estimaciones, dos menos que el Kadima, pero está mejor situado para una coalición con la extrema derecha y los partidos religiosos.

Sondeos según televisoras
Canal Uno y Canal 10 dieron 30 de las 120 bancas del parlamento a Kadima y 28 a Likud. Canal Dos dio 29 bancas a Kadima y 27 a Likud. El ultraderechista Israel Beitenu obtuvo un buen resultado con 14 bancas, desplazando del tercer puesto al Partido Laborista del ministro de Defensa Ehud Barak. También, los responsables de ambos partidos brindaron sus sondeos, el partido Kadima obtendría 30 escaños y Likud 28.

Sin embargo, con el apoyo de la extrema derecha y de los partidos religiosos, Netanyahu parecía encontrarse en mejor posición para formar una coalición gubernamental. De hecho, el partido de extrema derecha, Israel Beiteinu, de Avigdor Lieberman, se convirtió en la tercera fuerza política del Estado hebreo, por delante del Partido Laborista que registró el peor resultado de su historia, según las mismas proyecciones. Israel Beiteinu habría obtenido entre 14 y 15 escaños en el parlamento contra 13 para los laboristas del actual ministro de Defensa, Ehud Barak.

Un total de 5.278.985 electores estaban inscritos en las 9.263 oficinas de voto. A dos horas del cierre de los colegios electorales, el índice de participación se situaba en el 59,7%, según la comisión electoral central. Ese índice era superior en 2,5 puntos al registrado a la misma hora en las últimas elecciones legislativas en 2006.

Los resultados definitivos podrían ser anunciados el miércoles o el jueves y después de estos el presidente Shimon Peres tiene una semana para realizar consultas y elegir al cabeza de lista que, en su opinión, tenga más posibilidades de formar una coalición, que no tiene que ser forzosamente el líder del partido que logre más diputados.