•  |
  •  |
  • END

El obispo negacionista del Holocausto, Richard Williamson, recluido en un seminario en Buenos Aires, fue denunciado ayer martes ante la justicia federal argentina por apología del crimen, en tanto recibió una intimación del Instituto Nacional contra la Discriminación (INADI).

Sergio Spolsky, responsable de la edición argentina del semanario Newsweek, denunció al obispo lefrebvrista por “negar el mayor genocidio del siglo XX que ha sido probado incluso ante la justicia penal internacional”, según consta en su presentación ante el juez federal Julián Ercolini.

El obispo, de 68 años, que vive en un seminario en La Reja 40 --km al sur de Buenos Aires--, debe además hacer frente a una intimación del INADI “para que rectifique o ratifique sus dichos”, explicó la titular de ese organismo estatal, María José Lubertino.

“Lo intimamos a través de un funcionario del INADI, fue muy difícil hacerlo porque no quería recibir la notificación”, dijo Lubertino a la AFP.

El obispo “tiene la obligación de aclarar la veracidad de sus dichos, de ratificarlos, vamos a hacer una denuncia penal y puede ser castigado con hasta 3 años de prisión”, remarcó.

En tanto, el INADI pidió copias a la televisión sueca de la entrevista donde el religioso niega la existencia de las cámaras de gas durante el régimen nazi, cuando fueron exterminados 6 millones de judíos y se asesinó a miles de gitanos, homosexuales, discapacitados y comunistas.

Dice que estudiará pruebas históricas

“Creo que no hubo cámaras de gas (...) Creo que 200,000 a 300,000 judíos murieron en los campos de concentración, pero ninguno en las cámaras de gas”, había dicho Williamson a la televisión sueca.

El hecho desató una ola de críticas en todo el mundo y motivó su relevo de la dirección del seminario de La Reja por parte de la fraternidad integrista católica San Pío X, a la que pertenece, dañando la imagen del papa Benedicto XVI, quien había anulado su excomunión el 24 de enero pasado.

Hasta el momento, Williamson se negó a retractarse públicamente, y afirmó al semanario alemán Der Spiegel que antes debía “estudiar pruebas históricas”.

“Se trata de pruebas históricas, no de emociones. Si encuentro pruebas, entonces rectificaré. Pero eso llevará tiempo”, afirmó.

Le prohíben dar declaraciones

En tanto, en Berlín, el superior general de la Fraternidad San Pío X, Bernard Fellay, prohibió en la prensa alemana al obispo Williamson hacer declaraciones sin su permiso, y le ordenó “corregir” sus propósitos negacionistas “lo antes posible”.

Fellay reconoció “haber prohibido apariciones públicas (de Williamson) sin (su) acuerdo”, y subrayó que la Fraternidad relevó a Williamson de la dirección del seminario de La Reja, en Argentina, el 31 de enero.

La televisión sueca difundió el pasado 22 de enero unas declaraciones de Williamson, en las que aseguró que “no creo que existieran las cámaras de gas (....) Creo que entre 200,000 y 300,000 judíos murieron en los campos de concentración, pero ni uno solo en las cámaras de gas”.

“Le ordené inmediatamente, después de ver la entrevista, que corrigiese esas tonterías”, aseguró el superior general.

Fellay y Williamson son dos de los cuatro obispos tradicionalistas a quienes el Vaticano les levantó en enero la excomunión.