•  |
  •  |
  • AP / AFP

Las dos cámaras del Congreso de Estados Unidos llegaron a un acuerdo sobre el proyecto de ley de estímulo, planteado por el presidente Barack Obama, el cual debería crear 3,5 millones de empleos nuevos una vez que lo firme el mandatario estadounidense, informó el líder de los demócratas Harry Reid.

Este plan de reactivación de 789.000 millones de dólares, inferior a lo aprobado anteriormente por las cámaras, incluye más de un tercio de reducciones fiscales. El gasto será repartido en 35% de los recursos a una rebaja fiscal y 65% a inversiones. La medida incluye dinero para las víctimas de la recesión, para estados en situación de iliquidez y recortes impositivos para personas y empresas.

Este nuevo plan, aprobado después de dos horas de discusión, elimina 16.000 millones de dólares en la construcción y reforma de escuelas, y recorta drásticamente los subsidios de salud para los desempleados y las reducciones de impuestos para los que compren casas o automóviles.

El proyecto se someterá a votación y las dos cámaras deberán aprobar formalmente el texto de compromiso antes que sea considerado por el mandatario Obama para su promulgación.