•  |
  •  |
  • AFP

Al menos 27 personas murieron, entre ellos el responsable local del Partido Islamita, en varios atentados en Bagdad y en el resto de Irak, indicaron responsables de la seguridad. El atentado más sangriento se produjo en el suroeste de Bagdad, donde al menos 16 personas murieron y otras 43 resultaron heridas en la explosión de dos coches bomba, informaron fuentes del ministerio del Interior y Defensa.

Esos vehículos estallaron cerca de una estación de autobuses de Bayah, un barrio comercial de mayoría chiita. La policía iraquí y las fuerzas estadounidenses cerraron el sector donde varios vehículos quedaron completamente calcinados. También en Bagdad, un peregrino chiita murió y otros ocho resultaron heridos por el estallido de una bomba colocada al costado de una carretera, en el sureño barrio de Zaafaraniya, indicaron fuentes médicas y de la seguridad. Los peregrinos se trasladan anualmente a Kerbala, a 110 kilómetros al sur de Bagdad, para festejar el 40 día después de la Achura, la fiesta que conmemora el martirio de Hussein, el nieto del profeta Mahoma, en el año 680. Esa conmemoración tendrá lugar el próximo lunes.

Asimismo, un civil murió y otros doce resultaron heridos por la explosión de una bomba en Waziriya, al norte de Bagdad, según la policía. En Iskandariya, a 40 kilómetros al sur de Bagdad, "dos policías murieron y tres resultaron heridos en la explosión de una bomba colocada al borde de la carretera principal", informó el responsable policial Mohammed al-Tamimi.

También expiraron cuatro policías
En Mosul, a 370 km al norte de la capital, un soldado murió y otros dos resultaron heridos en la explosión de un coche bomba conducido por un kamikaze, indicó una fuente policial, al añadir que un civil también resultó herido. Ese ataque estuvo dirigido contra una patrulla estadounidense-iraquí, según la misma fuente. También en Mosul, ciudad de 1,5 millones de habitantes sunitas, chiitas, cristianos y kurdos, tres policías murieron cuando su patrulla fue atacada por hombres armados.

El responsable local del Partido Islamista, Ahmed Fathi al Juburi, también falleció en esta ciudad cuando al salir de una mezquita fue tiroteado por hombres armados a bordo de un coche, según la policía y fuentes de su partido. La comandancia estadounidense considera que Mosul es el epicentro de la actividad de los partidarios en Irak de Osama Bin Laden, expulsados en 2007 de Bagdad y del oeste del país. En Baaquba, a 60 kilómetros al noreste de Bagdad, un miembro de los "sahwa" murió por un disparo en un ataque contra un edificio de esta milicia de ex insurgentes que se desligaron de Al Qaida, según una fuente de la seguridad. Un policía murió tras el estallido de una bomba, añadió la misma fuente.