•  |
  •  |
  • AFP

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, firmó con el gobernante cubano Raúl Castro acuerdos económicos y de cooperación, en la primera jornada de una simbólica visita de tres días. Bachelet calificó como "muy positiva y constructiva" la reunión. "Hemos analizado todos los temas que permiten profundizar las relaciones entre Chile y Cuba...Hemos tenido una conversación y una reflexión sobre los desafíos internacionales del momento, sobre la crisis económica y la necesidad de que nuestra América Latina tenga una sola voz a la hora de las decisiones", agregó.

En el primer viaje a Cuba de un mandatario chileno desde la visita en 1972 del socialista Salvador Allende, Bachelet se reunió con Raúl Castro en el Palacio de la Revolución, y sellaron convenios en el sector agropecuario, pesca, salud, biotecnología y deportes.

Antes de reunirse con Raúl Castro, Bachelet recorrió el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), donde presidió la firma de un memorando para la cooperación en transferencia tecnológica y estudios conjuntos en salud. "Siento esto como una gran oportunidad para Chile", pues son "conocidos" los "excelentes niveles de salud" y "desarrollo humano" de Cuba, aseguró la mandataria en el CIGB, una de las 50 instituciones del polo científico cubano, productor de medicamentos y vacunas.

También visitó la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano, donde refrendó un acuerdo de colaboración, inauguró una exposición de arte de la chilena Matilde Pérez en Casa de las Américas, y en la noche se entrevistó con el cardenal Jaime Ortega. "Fue una entrevista privada" de 40 minutos, dijeron fuentes de la Iglesia Católica, tras la salida de Bachelet del viejo edificio en el casco histórico de La Habana.

Hoy asiste a un foro de empresarios cubanos y chilenos, en busca de hacer crecer el bajísimo intercambio bilateral, de menos de 100 millones de dólares. "Nos interesa mucho aumentar todo el tema de inversiones, exportaciones, eso genera empleo y eso es necesario para ambos países, hoy día en particular en el contexto de la crisis", manifestó.

Bachelet, que llegó el martes a Cuba acompañada de una nutrida delegación, dictará una conferencia en la Universidad de La Habana, e inaugurará en la noche con Raúl Castro la XVIII Feria Internacional del Libro, dedicada a Chile, en la Fortaleza de la Cabaña. En un acto revestido de emotividad, rendirá tributo al monumento de Allende, a quien Cuba recibió en 1972, un año antes de suicidarse, con un fusil que le había regalado Fidel, durante el asalto al Palacio de La Moneda por las fuerzas golpistas de Augusto Pinochet.

Posible encuentro con Fidel Castro
Aunque sin confirmación oficial es probable que Fidel Castro, alejado del poder desde julio de 2006 por enfermedad, reciba a la presidenta socialista dada su amistad con Allende y la estabilidad de salud que mostró en fotos cuando lo visitó el 21 de enero la mandataria argentina, Cristina Kirchner. Según el diario chileno La Tercera, que cita fuentes de la comitiva presidencial, la reunión se realizará la tarde del viernes, y señala que la única razón para suspenderla serían razones de salud del líder de 82 años.

Su visita a Cuba no ha estado exenta de polémicas. En su país la oficialista Democracia Cristiana y la oposición de derecha le pidieron atender un pedido de la disidencia cubana para una entrevista, pero el gobierno chileno lo rechazó, lo que le valió críticas. Fuentes de la disidencia cubana dijeron estar "frustados" porque la presidenta desoyó sus peticiones, lo que consideran "un error mayúsculo y muy lamentable".