elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |
  • AP

Un dirigente de Hamas aseguró que su grupo llegó a un acuerdo de tregua de largo plazo con Israel en la Franja de Gaza, mientras Egipto anunció que la secretaria estadounidense de Estado, Hillary Rodham Clinton, visitará la región en marzo.

Moussa Abu Marzouk afirmó a la agencia MENA que Egipto anunciaría la tregua de 18 meses en dos días, luego de consultar con otras facciones palestinas. Durante el día, la misma agencia había destacado que se reunían en El Cairo el testaferro de Hamas en Gaza, Mahmud Zahar, y Marzouk, de la legación del grupo en Damasco. Marzouk añadió a la agencia que, bajo los términos del acuerdo negociado por Egipto, Israel reabrirá seis cruces fronterizos con la Franja de Gaza.

El director del espionaje egipcio, el general Omar Suleiman, ha intentado repetidamente consolidar una tregua tras la conclusión de los 22 días de ofensiva lanzados el mes pasado por Israel en la franja costera ante los incesantes ataques de los islamistas con cohetes. Hamas exigía que cualquier tregua en Gaza incluyera la plena apertura de las fronteras. Israel deseaba garantías de que Hamas no pueda introducir de contrabando armas a Gaza. Israel y Hamas no dialogan directamente.

En Washington, el ministro de asuntos exteriores de Egipto, Ahmed Aboul Gheit, se reunió en la jornada con Clinton. Después del encuentro Aboul Gheit dijo que la secretaria de Estado asistirá el mes próximo a una conferencia de donadores internacionales en El Cairo, donde se buscará recaudar dinero para la reconstrucción de Gaza.

Estados Unidos como intermediario
"La secretaria vendrá a El Cairo el 2 de marzo", manifestó Aboul Gheit. "Esperamos muchos compromisos de todos, muchos compromisos para la reconstrucción". No hay todavía datos sobre cuánto dinero ofrecería Estados Unidos en la conferencia, pero desde finales de diciembre, cuando empezó la incursión israelí en Gaza, Washington ha aportado casi 60 millones de dólares en ayuda de emergencia para los palestinos en la zona, incluidos 55 millones para la ONU y el Comité Internacional de la Cruz Roja, con el objetivo de apoyar sus tareas en la zona.

Aboul Gheit se dijo satisfecho con la postura inicial mostrada por el gobierno del presidente Barack Obama sobre el conflicto israelí-palestino, particularmente por el nombramiento del senador George Mitchell como enviado especial para el proceso de paz. "Entienden muy bien este problema y saben que tendrán que presionar a ambas partes para lograr el objetivo del proceso", consideró.