elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |
  • AFP

Treinta y dos personas, en su mayoría mujeres y niños, han muerto en un atentado perpetrado por una mujer suicida, cuando las víctimas se dirigían en peregrinaje a la ciudad santa chiita de Kerbala, provincia al sur de Bagdad, Irak. Según Mohamed al Awadi, capitán de policía de la provincia de Babilonia, este atentado se realizó en Iskandariya, a 40 km al sur de Bagdad. La suicida se acercó a un grupo de mujeres y luego hizo estallar el cinturón de explosivos que escondía bajo su vestido.

Un funcionario del ministerio del Interior de este país informó que otras 65 personas resultaron heridas cuando las víctimas comían cerca de una de las carpas levantadas a lo largo de los 110 km que unen a Bagdad con Kerbala. Este es el cuarto atentado contra peregrinos chiitas en una semana.

Un periodista en Hilla observó decenas de ambulancias que se trasladaban hacia el hospital general de la ciudad. Hasta el momento se habían recibido a "25 heridos, en su mayoría mujeres y niños, gravemente heridos en la cabeza y el vientre" informó un médico del centro asistencial. La operación de este ataque recuerda los atentados de Al Qaida o de los grupos yihadistas sunitas que proclaman su odio a los chiitas, considerados "apóstatas" y "secuaces de la ocupación norteamericana".