Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

La Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) reiteró ayer viernes su llamamiento a investigar con detalle la presunta matanza de indígenas en el suroeste de Colombia, después de que su personal lograra llegar al área donde supuestamente se produjeron los hechos.

"Dos equipos de Acnur llegaron el jueves a los pueblos de Samaniego y Buenavista, donde alrededor de 200 awás han conseguido refugiarse" tras haber huido de la violencia, declaró a los periodistas un portavoz de la Agencia, Ron Redmond.

Las autoridades locales y las asociaciones indígenas han acusado a los guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) de cometer matanzas la semana pasada en el departamento de Narino, una zona recóndita y plagada de minas donde se mueve mucha actividad de narcotráfico.

"A pesar de los esfuerzos de las autoridades por llegar al lugar de la referida matanza, hasta ahora ninguna institución civil estatal ha logrado entrar al área y no se han encontrado los cuerpos de los 17 presuntos muertos", dijo Redmond.

Una asociación nacional de grupos indígenas declaró a la AFP en Colombia disponer de información sobre otra matanza, el miércoles, de unos diez awás que intentaban escapar.