•  |
  •  |
  • END

El presidente Barack Obama, quien saboreaba su primera victoria de importancia en el Congreso, afirmó este sábado que el recién aprobado plan de estímulo económico por 787,000 millones de dólares marca “un gran logro en nuestro camino hacia la recuperación”.

Después de cabildear enérgicamente para lograr la aprobación de la iniciativa, se espera que Obama la promulgue en los próximos días, a casi un mes de haber asumido el cargo.

“Firmaré esta iniciativa para que se convierta en ley cuanto antes, y comenzaremos a hacer de inmediato las inversiones necesarias para colocar a las personas de vuelta en sus empleos para que lleven a cabo el trabajo que Estados Unidos necesita”, señaló Obama en un mensaje semanal por radio e internet.

Proyecto muy costoso

El proyecto de ley es uno de los más costosos que se hayan discutido en el Congreso, y otorgará millones de dólares en ayuda a las víctimas de la recesión a través de seguros por desempleo, cupones alimentarios, servicios de salud, capacitación para el empleo y otros programas.

Decenas de miles de dólares serán destinados a los estados para compensar los recortes que de otra forma realizarían al presupuesto de las escuelas y los gobiernos locales, y hay más de 48,000 millones para proyectos de transporte, construcción de carreteras, puentes y autopistas. La iniciativa también combina 281,000 millones de dólares en reducciones fiscales para personas y empresas.

Los recortes de impuestos ayudarán al 95% de todos los estadounidenses, indicaron los demócratas. Gran parte de esta ayuda vendrá en la forma de un descuento de 400 dólares a personas individuales y de 800 dólares por parejas.

“Este paso histórico no será el fin de lo que haremos para revivir nuestra economía, sino que apenas es el comienzo, agregó.

El Congreso aprobó el proyecto de ley el viernes pese a la oposición de los republicanos, lo que permitió a los líderes demócratas cumplir su promesa de lograr la aprobación del plan para mediados de febrero.

Millones de empleos

Obama “ahora tiene una iniciativa para firmar que generará millones de empleos bien remunerados y ayudará a las familias y a las empresas a mantenerse a flote financieramente”, declaró el senador Max Baucus, un legislador demócrata que fue uno de los principales arquitectos de la iniciativa.

En contraste, el líder republicano en el Senado, Mitch McConnell, dijo que “la iniciativa de estímulos estaba cargada con un gasto inútil, lo que significa que el Congreso está a punto de aprobar un plan de estímulo que es poco probable que tenga un gran efecto de estímulo”.

Los simpatizantes de la iniciativa dicen que puede crear 3.5 millones de empleos. El líder de la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes, Steny Hoyer, aceptó que no hay garantías de esto, pero dijo que, “millones y millones y millones de personas recibirán ayuda luego de perder sus trabajos y no poder llevar sustento a sus familias”.