elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |
  • AFP


Una fábrica farmacéutica china de medicinas a base de hierbas cerró después de que muriera un paciente al que se le había inyectado uno de sus productos, indicó la prensa oficial.

Otros dos pacientes a los que se les inyectaron medicinas a base de hierbas elaboradas por la Wusili River Pharmacy en la provincia de Heilongjiang enfermaron, informó la agencia de noticias estatal China Nueva.

El ministerio chino de Salud ordenó el jueves a los hospitales y farmacias suspender el uso y venta del producto "Shuanghuanglian" de la fábrica Wusili, añadió. El cierre de la fábrica dejó sin trabajo a 240 personas.