elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |
  • AFP

Las autoridades colombianas mantenían la máxima alerta en el departamento de Nariño, en el sur fronterizo con Ecuador, tras la erupción el sábado del volcán Galeras, que no dejó víctimas ni daños. "Todo sigue en alerta uno. El volcán no ha vuelto a registrar erupciones desde el sábado en la noche, aunque sí presenta un leve incremento de la sísmidad", expresó Diego Gómez, del observatorio vulcanológico estatal de Pasto, capital de Nariño.

Las recomendaciones para los pobladores, especialmente de las zonas más altas y cercanas al volcán, "siguen siendo las mismas" en el sentido de evacuar las laderas, donde viven unas 8.000 personas, agregó. Sin embargo, según el alcalde de Pasto Eduardo Alvarado, los habitantes de esas zonas no han atendido la orden, y los albergues de emergencia -totalmente preparados para recibirlos- están desocupados. El volcán había hecho erupción en enero de 2008, sin que se produjeran víctimas.