•  |
  •  |
  • AFP

El presidente boliviano, Evo Morales, estimó que su "histórica" visita a Moscú cambiará el equilibrio de fuerzas en América y que llevará al presidente estadounidense, Barack Obama, a revisar la política de su predecesor en América Latina. Los bolivianos están "impresionados por el hecho de que una potencia mundial, Rusia, dedique un poco de su tiempo a un país pequeño como Bolivia", declaró Morales durante una conferencia de prensa al finalizar su visita a Moscú. Gracias a Rusia, que "está al lado" de los países latinoamericanos, "las relaciones con Estados Unidos comienzan a cambiar", estimó Morales.

"Esperemos que con esta visita cambie el equilibrio de fuerzas en Latinoamérica frente a Estados Unidos. Todavía no pierdo la esperanza de que el presidente Obama cambie de política, especialmente en las relaciones internacionales", insistió.

El presidente boliviano celebró por la victoria de su homólogo venezolano, Hugo Chávez -una de las bestias negras de Estados Unidos- en el referéndum constitucional celebrado ayer y que permitirá al presidente presentarse a las elecciones sin límite de mandatos. "El pueblo venezolano ha ratificado" el proyecto del presidente Chávez "que anteriormente fue criticado y condenado por la administración del presidente George W. Bush", al considerarlo "parte del eje del mal, como Fidel Castro", manifestó.

Morales se entrevistó esta mañana en el Kremlin con el presidente ruso, Dmitri Medvédev. En ese encuentro se firmaron acuerdos energéticos, militares y de lucha contra el narcotráfico. El mandatario boliviano también recibió el título de "doctor honoris causa" por la Universidad de Ciencias Humanas de Moscú, uno de los principales centros de estudio sobre América Latina en Moscú.