•   Francia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Dos submarinos nucleares, uno francés y otro británico, chocaron en aguas del atlántico norte, cuando patrullaban a gran profundidad. La colisión entre los submarinos, de 140 metros de largo el francés y de 150 metros el británico, armados cada uno con 16 misiles nucleares balísticos de cabezas múltiples y con 250 marinos a bordo en ambos vehículos, no dejó heridos ni hizo peligrar la seguridad nuclear -reactores de propulsión o armamento-, anunciaron las autoridades marinas de ambos países.

Los navíos nucleares, el Triomphant y el HMS Vanguard, navegaban a gran profundidad en el Atlántico norte cuando "entraron en contacto brevemente", según el servicio de comunicación de la Marina francesa. En Londres, el jefe de la Royal Navy, Sir Jonathon Band, indicó que las naves "entraron en contacto a muy baja velocidad".

El Reino Unido dispone de cuatro submarinos de este tipo y Francia actualmente de tres, y un navío está permanentemente en patrulla.

Incidente jamás visto
La marina nacional francesa había anunciado que el Triomphant había chocado contra un "objeto sumergido". Además agregó que el vehículo había sufrido daños en "la cúpula sonar" situada en la parte delantera, pero que pudo llegar a la base de Ile Longue, oeste de Francia, por sus propios medios. La marina aseguró entonces que privilegiaba la hipótesis de una colisión con un contenedor que se hundía. El submarino británico tampoco necesitó ayuda para alcanzar Faslane, en Escocia.

En Francia, se trata de un incidente jamás visto. "Es la primera vez que ocurre esto, en más de 400 patrullas a nuestro cargo", declaró el capitán de nave, Jerôme Eurlin, jefe del servicio de información y de relaciones públicas de la Marina.

"Cuando concebimos submarinos nucleares hoy en día, están hechos para emitir menos ruido que el del fondo del mar. Son dos submarinos supersilenciosos los que se encontraron y su capacidad de oírse mutuamente ha probado ser insuficiente", añadió.

"Es la primera vez que los submarinos de dos naciones amigas se ven implicadas en un accidente así", explicó por su parte Stephen Saunders, experto de Jane's, quién consideró que el incidente era "muy grave". Los submarinos nucleares de nueva generación son claramente más silenciosos y difíciles de detectar que los anteriores.